Conocé la historia de la “tía” de Itatí: Romina cocina para todos los vecinos del barrio que no tienen para comer

Hace dos meses Romina no hace la cena para la gente del merendero por problemas personales.
Hace dos meses Romina no hace la cena para la gente del merendero por problemas personales. Foto: Romina Monzón

Romina Monzón creó su propio merendero: “Unión y Fuerza”. Con la colaboración de la gente que entrega alimentos, la mujer se encarga de la cena de los ciudadanos. Más de 85 personas van a buscar la comida.

Desde que comenzó la pandemia Romina Monzón se encarga de ayudar a las personas del barrio de Itatí, Corrientes para darles la cena la mayor cantidad de días posible. Aunque ella vive con lo justo, siempre entrega de más.

La mujer es una ama de casa que se preocupa por el bienestar de la gente que vive en su barrio. Romina dice que su familia “es humilde”, pero siempre que puede intenta ayudar al otro porque ese fue su gran deseo de toda la vida.

Siempre fue mi sueño, algún día poder ayudar a la gente que menos tiene y brindar un plato de comida”, afirmó la señora.

Esta mujer dirige el merendero “Unión y Fuerza”, el cual fue creado por ella en el 2020. Este lugar es un espacio para brindar alimentos a todas las personas que deseen o no tengan para comer.

Los vecinos de Itatí en el merendero "Unión y Fuerza".
Los vecinos de Itatí en el merendero "Unión y Fuerza". Foto: Vía País

En diálogo con Vía País, la madre de cuatro chicos relató que a la noche siempre se dedica a preparar la cena para la gente, “siempre y cuando tenga” porque conseguir los insumos necesarios es difícil.

La relación con la gente del barrio cada vez se va afianzando más, que, incluso, los chicos ya le dicen “tía” a Romina.

El comienzo del merendero “Unión y Fuerza”

La pandemia fue un momento muy duro para todas las personas, pero ante la situación económica del país, todo se dificulta un poco más. “Cuando empezó la pandemia se complicó para la gente que no tenía nada”, expresó Romina.

Al darse cuenta del momento que estaban sufriendo los más cercanos a ella en Itatí, la mujer contó que empezó a hablar con los vecinos para contar la idea de su proyecto. “Los vecinos me decían que sí, que me ayudaban siempre y cuando esté a su alcance”.

La comida que hace Romina para el merendero.
La comida que hace Romina para el merendero. Foto: Romina Monzón

Poco a poco fue creando este pequeño acto de caridad y amor por los demás. Así, empezó a cocinar la cena, “hacía más o menos en una olla para 50 personas”, pero al parecer se quedaba corta porque la gente que iba era un número mayor. Entonces mandó un mensaje a una radio de la provincia para pedir colaboración.

Al escuchar su pedido, le donaron una olla más grande. Por lo general, la cocinera escribe en sus estados de WhatsApp para pedir donación con alimentos que puedan servir para darle de comer a los vecinos.

Pollo, verduras, tomates, fideos, arroz, polenta, son algunos de los tantos alimentos que la mujer utiliza. Hoy en día es muy difícil poder avanzar con el merendero porque “no tengo, está muy dura la mano de la gente que es humilde como yo”, afirmó la correntina.

Romina festejó el aniversario del merendero.
Romina festejó el aniversario del merendero. Foto: Romina Monzón

Son más de 85 personas las que iban a buscar su comida al merendero, pero que haya o no alimentos es una incógnita día a día. Romina depende de lo que puedan donarle para poder hacer la comida, entonces si un día no logra conseguir insumos, no hay cena.

Las personas que van son “chicos, grandes abuelos”. Porque “yo no miro a quien darle y a quien no, yo doy lo mismo. Por ahí suelen venir 3 familias que viven en la misma casa, por ejemplo”.

Según relató la “tía”, “la mayoría son familias que no pueden acceder a los alimentos, el cual por ahí tienen, por ahí no tienen”. Entonces, muchos le preguntan cuándo va a dar la cena.

Romina festejó el Día del Niño con la gente del merendero.
Romina festejó el Día del Niño con la gente del merendero. Foto: Romina Monzón

Aunque hace dos meses Romina no hace la cena por problemas personales, generalmente cocina dependiendo de la cantidad de comida que consiga. “Si tengo para tres veces en la semana hago lunes, miércoles y viernes”.

En la época donde hace más frío hace de 20 a 20:30 hs. En cambio, durante el verano se entrega la cena entre las 21 o 21:30 hs.

El pedido de colaboración al Gobierno

La mujer que colabora con todo el barrio, expresó que intentó de todas las formas posibles comunicarse con las autoridades del Gobierno de Corrientes, “pero es hacer de cuenta que no pedís nada”.

La respuesta que le dieron a Romina fue que no pueden colaborar “porque ya tienen varios merenderos”. Pero este no fue motivo para bajar los brazos, porque la mujer “sigue lo mismo”, y tiene la fe en que “algún día a alguien le va a tocar lo que ella hace”.

Lamentablemente, la creadora del merendero nunca pudo hablar con el intendente o el gobernador, “el tema es que es muy difícil”. Incluso, “di mi nombre, apellido para poder hablar con el intendente, pero nunca me llamaron”, reveló la correntina.

Para quienes deseen colaborar con Romina y aportar cualquier tipo de alimento, se pueden comunicar al 379-4939559. Incluso, si desean donar dinero Romina se creó un CVU: 0000007900273363675521.

¡Queremos contar tu historia! Nos interesa lo que tenés para contarnos. Escribinos a historias@viapais.com.ar y un periodista de nuestra redacción se va a comunicar con vos.

Temas Relacionados