La situación climática en Argentina es compleja, en partes las lluvias inundan y destruyen caminos, en otras regiones, como en Corrientes, la sequía extrema y la mano humana hace que miles de hectareas se prendan fuego. El país está bajo el agua o en llamas, y hay muchas historias detrás de eso: la de Natalia es una de ellas, una bombera voluntaria de Bella Vista.

Natalia Alvarega ama su vocación de servicio al formar parte del cuartel de Bella Vista, cuenta a VíaPaís que ingresó a los 17 años y que no fue casualidad: la sangre de bomberos corre por sus venas: “Me crie dentro de una familia bomberil, de ahí viene mi vocación”, cuenta.

Natalia heredó su pasión bomberil de su familia y ahora combate el fuego en Corrientes. Foto: @SpinettIsa

Hacer esta labor es un orgullo para mi, me hace sentir feliz poder ayudar al prójimo y a la comunidad”, remarca, y si bien es una actividad que implica mucho riesgo y sacrificio, Nati admite: “La verdad tengo un entorno que me acompaña siempre”.

Cuando hay pasión, no hay nada que detenga a uno a perseguir sus sueños: esta correntina de 24 años además de ser bombera, trabaja como niñera y por momentos ambas cosas entran en cortocircuito pero nada la detiene.

Natalia heredó su pasión bomberil de su familia y ahora combate el fuego en Corrientes. Foto: @SpinettIsa

“Esta vocación es voluntaria y no contamos nada, aparte del cuartel, trabajo de niñera cuidando a un nene de 7 años, eso la verdad a veces me juega en contra”, señala y explica que “varias veces me paso que por ir a cumplir un servicio faltaba a mi laburo”.

Esto fue lo que pasó el lunes, la sirena sonó y Nati no dudó, tenía que ir a apagar ese incendio, pero esto puso en duda su continuidad en el trabajo de niñera: “En ese momento no pensaba en eso, porque realmente estaba haciendo lo que me apasiona. Tengo suerte que mi jefa entendió la situación que estábamos pasando ese día”.

En cuanto a la presencia de mujeres en su cuartel de bomberos comentó que son cinco, pero que sus compañeros no hacen diferencias y que todos están en las mismas condiciones, todos tienen el mismo objetivo que es cuidar a los correntinos.

Natalia heredó su pasión bomberil de su familia y ahora combate el fuego en Corrientes. Foto: @SpinettIsa

¡Nos gustaría que muchas mujeres más se animen a esta hermosa vocación!”, sostiene Nati que deja ver la pasión que su familia le transmitió en cada palabra y remarca: “Al escuchar la sirena se siente una adrenalina muy fuerte! Se deja todo para cumplir con la comunidad”.

Argentina adre en muchas provincias, por cuestiones climáticas ya sea sequías o tormentas eléctricas, y en otras por la mano del hombre, es por eso que Nati tiene un mensaje para toda la comunidad: “En nombre de todos los bomberos y bomberas de la provincia se pide que la gente tome conciencia y evite las quemas, porque en estos momentos la provincia está pasando por una gran sequía y una emergencia hÍdrica muy importante”.

¡Queremos contar tu historia! Nos interesa lo que tenés para contarnos, escribinos a historias@viapais.com.ar y un periodista de nuestra redacción se va a comunicar con vos.