Una mujer correntina fue encontrada muerta en su domicilio producto de las altas temperaturas que acechan a la provincia. Junto a su cuerpo encontraron un cadáver seco que sería de su madre quien falleció hace dos años.

La policía llegó al lugar el viernes por la tarde luego de que vecinos del barrio 300 Viviendas denunciaran un olor nauseabundo proveniente de la vivienda ubicada en la calle Chubut al 1500 informó el medio Diario Norte Corrientes.

Como nadie contestaba, las autoridades, en presencia de dos testigos, forzaron la puerta de entrada. Al llegar se encontraron con el cuerpo de una mujer en avanzado estado de descomposición; pero además hubo otro descubrimiento: un esqueleto seco a su lado.

Fuentes señalaron que el cadáver sería de una mujer, y se trataría de la madre de la fallecida. “Por el momento no podemos confirmar nada, ya que es un esqueleto seco, que llevaba más de dos años, presumimos que sería la progenitora, teniendo en cuenta que ambas vivían juntas, según los vecinos”, afirmaron.

Los vecinos alertaron a la policía sobre un olor putrefacto que salía de la vivienda. La mujer llevaría muerta alrededor de 10 días.

Se presume que la mujer fallecida “buscó el cuerpo de la madre que murió hace dos años y se llevó el cadáver a la casa”. Hasta ahora no hay información oficial sobre la identidad de la mujer fallecida. Según trascendió el apellido sería Traversaro, tendría entre 50 y 60 años y sufriría esquizofrenia.

En el domicilio no había aire acondicionado y los vecinos informaron que el calor era insoportable. El cuerpo llevaba varios días de descomposición por lo que la mujer habría fallecido hace aproximadamente diez días. Los peritos revisaron el lugar y no encontraron lesiones compatibles con arma blanca o de fuego. Se presume que el calor sería la causa de muerte.

El cadáver y el esqueleto fueron trasladados al Instituto Médico Forense de Corrientes para realizar la autopsia y otros análisis para determinar las causales de muerte y especialmente la identidad. La causa está caratulada como “averiguación de causales de muerte”.

La información que se tiene hasta el momento es que la madre sería el esqueleto, tendría alrededor de 83 y sería una abogada que vivía en el barrio. “Tenía dos hijos, por lo que faltaría una persona de la familia, quien no dio señales de vida, si nos ceñimos a que la mujer muerta es la hija de la mujer”, informaron .