Cómo le quedó la espalda al hincha que saltó a la cancha y le pidió un autógrafo a Messi

El hincha que entró a la cancha y le pidió el autógrafo a Messi.
El hincha que entró a la cancha y le pidió el autógrafo a Messi. Foto: Infobae

Fueron tres los fanáticos que sortearon la seguridad del estadio y entraron al campo de juego, pero uno de ellos le pidió directamente el autógrafo al capitán argentino, aunque fue tackleado y no se concretó el autógrafo.

Tan solo un trazo, muy poco si se tiene en cuenta que quería su autógrafo, pero mucho si se considera el contexto y cómo se dio la situación. Y es que el hincha que entró a la cancha en el partido entre Argentina y Jamaica intentó hacer que Lionel Messi le autografiara la espalda, pero no logró su cometido y fue tackleado por la seguridad.

La seguridad reaccionó y tackleó al hincha e incluso al propio Messi.
La seguridad reaccionó y tackleó al hincha e incluso al propio Messi. Foto: AP

El fanático del “10″ burló corriendo la seguridad del estadio y logró colarse en el campo de juego (no fue el único, sino que otras dos personas más hicieron lo mismo). Se dirigió directamente hacia el capitán albiceleste, con un fibrón en la mano, y con la clara intención de que Messi le autografiara la espalda.

¿Qué hizo Messi con el fanático que le pidió el autógrafo?

Leo se mostró sorprendido por lo sucedido, aunque ya está ampliamente acostumbrado a situaciones similares. El fanático logró sortear a la seguridad del estadio de New Jersey, con el torso desnudo y un fibrón en la mano, para pedirle al crack que le firmara la espalda.

Messi aceptó darle su autógrafo, pero en el instante en que comenzaba a hacerlo, la seguridad de la cancha tackleó al fanático, impidiendo que pudiera hacerse de tan ansiada firma. En conclusión, solo le quedó un trazo de lo que debería haber sido una firma completa.

Noche soñada y despedida hasta el Mundial

Este martes Argentina logró completar otra noche soñada y sentenciar un triunfo contundente ante un rival notablemente inferior, pero que siempre es un escollo duro a superar.

Julián Álvarez abrió el marcador en los primeros minutos de la primera mitad, tras un jugadón de Lautaro Martínez. La Pulga no fue titular, pero entró a los 10 minutos de la segunda parte, y provocó una revolución en el estadio.

Allí empezaron las mencionadas “entradas” de hinchas a la cancha, los destellos de Messi en jugadas puntuales, y ya sobre el final del partido, los dos golazos que concretó, uno de ellos de tiro libre, con los que Argentina cerró una noche perfecta y goleó 3 a 0.