Independiente y San Lorenzo no pudieron sacarse mayores ventajas y empataron 1-1, en una noche con muchas polémicas. Ricardo Bochini tuvo su más que merecido homenaje en el estadio que llevará su nombre.

Se disputó el primer partido en el flamante estadio Ricardo Enrique Bochini, ya que el máximo ídolo de Independiente tiene su nombre en la cancha que hasta hoy era conocida como Libertadores de América.

El estadio de Independiente llevará el nombre de Ricardo Enrique Bochini. (AP) Foto: AP

El “Bocha” ganó cinco Copas Libertadores con la camiseta de Independiente en 1972,1973, 1974,1975 y 1984. Además, tres Copas Interamericanas y dos Copas Intercontinentales. Hoy, su nombre quedará inmortalizado en las paredes del estadio del Rey de Copas.

En el preliminar del partido, se jugó un partido preliminar con otras glorias del club frente a otros exfubtolistas de San Lorenzo. Todo el estadio se abalanzó después de un golazo del “Bocha” para poner el 1 a 0.

Silvio Romero pudo abrir el marcador tras un primer tiempo costoso y trabado. Luego de una pelota parada, al minuto de la segunda mitad, el capitán marcó el 1-0.

Silvio Trucco quedó envuelto en una decisión extraña y un error que confundió a todos. Ante una clara mano de Mauro Zurita, el árbitro señaló córner para San Lorenzo. Tras los reclamos, sancionó penal cuando él mismo había aclarado que la pelota impactó en el brazo del defensor.

Néstor Ortigoza se hizo cargo de la ejecución y, fiel a su historial, no falló y marcó el 1-1 para el “Cuervo”.

Unos pocos minutos más tarde de la escena bochornosa de Trucco, el juez volvió a entrar en acción. Sancionó penal para Independiente, luego de un tirón de camiseta de Francisco Flores: le sacó su segunda amarilla y lo expulsó.

Romero tomó el disparo y Sebastián Torrico se lo atajó para mantener la igualdad y darle más aire a San Lorenzo.

Pese a tener superioridad de hombres, Independiente no pudo aprovechar la ventaja y terminó igualando 1-1 con el “Ciclón”.

Estadísticas de Independiente y San Lorenzo