La inflación sigue siendo uno de los puntos de la economía argentina que más preocupa en el día a día, principalmente porque las subas en los alimentos son las más importantes.

La carne, en el último año, subió en promedio entre un 60% y un 70%. Foto: Ignacio Blanco

Como se suele describir, a los condicionantes locales, también se le suma la guerra entre Rusia y Ucrania y los precios de los commodities como factores a tener muy presentes a la hora de explicar los motivos que generan a la inflación.

Los alimentos, los grandes generadores de la inflación

En el mes de abril la inflación en general fue del 6% y los alimentos subieron 5,9%, pero respecto del último año, sus precios en promedio crecieron un 62,1% según informa el propio Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Así, se destacan los comestibles que más aumentaron en los últimos 12 meses, siendo el tomate uno de los que mayores proporciones en cuanto a la inflación tomó: en abril de 2021, el kilo costaba $85,09, mientras que en abril del 2022, $192,78. Esto refleja un aumento del 126,56%.

El café, un producto meramente exportado, en abril del año pasado costaba $295,12 el paquete de 500 gramos, y tras este año, en la actualidad cuesta $639,71, o sea un 117% de incremento.

Una excepción podrían ser el café que se vende en saquitos y el instantáneo, los cuales aumentaron en un 90%.

El tomate, por el precio de los commodities, subió más del 126% en el último año. Foto: Castillo Pedro

El listado de los alimentos que más encarecieron continua con los huevos, y si se hace la comparativa entre los abriles de 2021 y 2022, se ve esta diferencia de un 97,67% (la docena paso de costar $133,46 a $263,81).

Un producto que también suele ser muy consumido por los argentinos, como lo es el vino, vio modificados sus precios en un 92,38%. Y la harina y en consecuencia, el pan, fue otro de los alimentos que más aumentaron, con subas en torno al 80% y 85%.

Por supuesto, la carne también es otra comida que más subió en los últimos 12 meses, con promedios del 60% y el 70%. Pero desde que asumió Alberto Fernández a la presidencia, la carne aumentó un 222%.

Desde que asumió la presidencia Alberto Fernández, la carne subió un 222%. Foto: Orlando Pelichotti

La lista de productos que más encarecieron también incluye al aceite de girasol, pasando de costar $220,95 en abril del 2021 a $351,67 en el mismo mes del 2022, con su consecuente inflación del 59,16%.

Mientras que los lácteos también se vieron sumamente afectados, con incrementos de 85% para los yogures, 60% para los quesos y lo mismo para la leche en polvo.