Sergio Massa apuntó a “especuladores” por la suba del dólar, cuya cotización informal trepó a $ 570

Las opciones bursátiles también sufrieron marcados incrementos, tras la decisión de la Comisión Nacional de Valores (CNV) de restringir aún más las operaciones con bonos para favorecer la intervención del Banco Central.

Sergio Massa en el programa Voz y Voto.  (Nicolás Bravo / La Voz)
Sergio Massa en el programa Voz y Voto. (Nicolás Bravo / La Voz) Foto: Bravo Nicolas

El ministro de Economía, Sergio Massa, apuntó este jueves a “sectores especuladores” por la suba del dólar que llevó la cotización del “blue” a $ 570 en la City porteña tras tocar un pico de $ 577.

Los dólares operados a través de la Bolsa de Comercio también registraron avances, luego que la Comisión Nacional de Valores (CNV) restringiera la compra y venta de los bonos que fijan los valores del MEP y del Contado con Liquidación.

“Hay una cosa especulativa sobre todo de algunos sectores”, sostuvo el jefe del Palacio de Hacienda, en diálogo con la prensa durante una visita a la provincia de Córdoba al ser consultado sobre la disparada de la divisa.

El dólar cerró a $ 570. (José Gabriel Hernández / La Voz)
El dólar cerró a $ 570. (José Gabriel Hernández / La Voz) Foto: José Hernandez

Massa identificó a esos grupos como quienes “primero apostaron a que la Argentina no iba a poder afrontar su deuda en pesos y lo logró; que no iba a poder cerrar su situación de acuerdo con el Fondo (Monetario Internacional) y lo logró; que no iba a poder transitar el daño que la sequía le hacía a la economía argentina por perder US$ 21 mil millones de exportaciones y con el régimen de administración del comercio exterior lo venimos transitando y llevando, sin frenar el nivel de actividad”.

Massa enfatizó que “el último bastión que les quedó es ir a la especulación sobre el dólar blue”.

El dólar, a $ 570

La cotización informal mantuvo un fuerte sesgo alcista en línea la tendencia del cierre de la víspera y culminó la rueda de este jueves en $ 574, quedando demandado para la última jornada de la semana.

Las razones de este comportamiento nacen en la incertidumbre que provoca el proceso electoral, pero también confluyen las últimas medidas de política económica que presionan sobre la cotización.

Entre otras razones, esa presión surge de la mayor emisión que demanda el reconocimiento de una cotización de $ 340 para el dólar agro, la imposibilidad de acceder al dólar “Ahorro” y la equiparación de su valor con el dólar “Tarjeta” que reduce la brecha con el “blue” e incentiva a los ahorristas a buscar refugio en la plaza informal.

En lo que respecta a los dólares bursátiles, la Comisión Nacional de Valores puso en vigencia una resolución que traba aún más la operación con los bonos que definen los precios.

A través de Resolución General 969 prohibió la compra de bonos soberanos (tanto Bonares como Globales) en CI (contado inmediato) o en liquidación en 24 horas, si anteriormente se vendieron en el plazo de 48 horas.

“Para adquirir un bono denominado en dólares con liquidación en moneda extranjera en un plazo de liquidación inferior a 48 horas, el inversor deberá abstenerse de vender bonos soberanos denominados en dólares con liquidación en moneda extranjera durante los 15 días previos y comprometerse a no hacerlo en los próximos 15 días. Por lo tanto, el objetivo de la nueva medida es suavizar la intervención del BCRA o al menos recortar su ritmo”, explicó la consultora Portfolio Personal Inversiones (PPI).

En el primer día de vigencia de la medida el MEP subió 0,4% a $ 514, mientras que el Contado con Liquidación avanzó 1,3% a $ 576,73.

“Con esta dinámica es muy difícil predecir que puede suceder mañana”, se excusó un operador bursátil al ser consultado sobre cómo puede comportarse el mercado en las próximas ruedas.

Frente a este escenario Massa señaló que “dentro de las dos restricciones de la economía argentina -la deuda con el FMI, que es un ancla feroz; y la caída del 25% de las exportaciones- tenemos que seguir tomando medidas para encontrar un proceso de estabilización”, señaló Massa.

En este contexto el Banco Central culminó la rueda con una compra de U$S 168 millones. Al respecto, vale apuntar que se suceden los reclamos de los importadores por el aumento de las exigencias para la aprobación de las SIRA.

En las últimas horas la UIA expresó su preocupación por las alteraciones en los sistemas de Cuenta Corriente Única de Comercio Exterior (CCUCE) y en la determinación de la Capacidad Económica Financiera (CEF) que recortó aún más la capacidad de las firmas para traer insumos desde el exterior. Además, las resoluciones que marcaban las exclusiones de los nuevos impuestos mantienen zonas grises que impiden las operaciones.

A la espera del pago

Otro de los factores que sumó incertidumbre es la forma en que Argentina mañana pagará US$ 756 millones de un vencimiento de intereses con el FMI cuando las reservas netas son negativas en US$ 9.500 millones.

Desde el Ministerio de Economía señalaron que el mecanismo se conocerá antes de la apertura de la rueda y se trabaja contra reloj para armar la nueva ingeniería.

En principio de trataría de un préstamo de DEGs de países que no los utilizan y están depositados en las mismas cuentas del FMI y que serían repuestos cuando el Directorio del organismo apruebe el desembolso de US$ 7.500 millones.