El Ingeniero René Martínez, jefe del Departamento de Arbolado Urbano Municipal, comentó que la quita de estos arboles es una necesidad ya que las raices de los Ligustros podrian afectar a las nuevas veredas en futuro, lo que llevaría a nuevos gastos.

En su lugar, se plantarán lapachos, que son especies nativas y se colocarán luminarias.

Una vez concluido con las tareas en el veril sur, se comenzará con el veril norte.

La arquitecta Norma Pretzel, directora de Planeamiento, expresó que el Plan Veredas inicia en la calle Lavalle porque conecta la zona céntrica y bancaria con los Juzgados y el Polideportivo Municipal del kilómetro 9, por lo que hay un gran tránsito de peatones por el lugar.

Fuente: Norte Misionero