Lovato explicó que asumió la tarea de conducir el vehículo en un contexto complicado por el fin de semana extra largo ya que, debido a la necesidad de contener la economía por la cuarentena, las horas extras están recortadas.

Además indicó que muchos operarios y empleados se encuentran de vacaciones o de licencia preventiva ante el covid.

El intendente había recibió inquietudes de muchos vecinos, y no dudó en convocar a su gabinete para revisar el tema y consecuentemente decidir manejar él mismo uno de los camiones afectados a una jornada extraordinaria de recolección y mantenimiento.

Por ultimo dijo que «eran muchos días sin recolección debido la Navidad y el fin de semana, así que decidimos salir nosotros con algunos funcionarios a hacer la tarea junto al personal que prestó también su colaboración, para tratar de evitar que se acumule mucha basura en la ciudad» dijo el intendente.