En la noche del lunes, malvivientes se apersonaron al predio de la cancha Hogar y Selva para sustraer reflectores del lugar, sin embargo no pudieron hacerlo ya que el elemento se les había caído originando ruidos que alertó a los vecinos.

Sin embargo, en la madrugada del miércoles, bajo la lluvia, los delincuentes volvieron nuevamente a finalizar el ilícito y se llevaron gran cantidad de cables de electricidad ocasionando un costoso daño para la entidad.

En el pasado mes de mayo, los ladrones habían robado gabinetes de columnas del alumbrado de la cancha principal del complejo, llevando la  mayoría de balastros que tienen cobre. El predio había quedado sin luz imposibilitando entrenamientos de noche, en esa instancia el valor de lo sustraído rondaba los dos millones de pesos.

Las autoridades del lugar solicitan a las fuerzas de seguridad mayor control y recorridas; con miedo y cansados de este tipo de situaciones, mencionan que hay que accionar porque está aumentando la delincuencia.

Nuevamente, intentan sustraer reflectores y cables de electricidad de la cancha del Hogar y Selva.

Fuente: Eldopolis