Vecinos de Pozo Azul, mostraron conformidad con la actuación policial realizada en la madrugada del domingo a fin de despejar ruidos molestos. Algunos moradores, aseguraron que “hace varios fines de semana no podemos descansar por algún que otro sonido a alto volumen en la zona residencial”. Este fin de semana personal policial, luego de varias insistencias, demoró a cuatro personas que escuchaban música superando los decibeles permitidos no accediendo a bajar el volumen, de acuerdo a la ordenanza que rige en el municipio.

El pasado 7 de julio, el Concejo Deliberante del municipio 76, aprobó la ordenanza 13/2021, donde rigen las normas que hacen referencia a las restricciones relacionadas a ruidos molestos, así tengan que ver con caños de escape libre o equipos de sonido. La normativa municipal resulta importante porque se torna una herramienta que respalda la actuación policial, y es para los vecinos un amparo al momento de realizar los reclamos pertinentes.

Este fin de semana, vecinos del lugar solicitaron la presencia policial por el alto volumen que un grupo de jóvenes escuchaban música. El personal policial, se acercó y pidió en reiteradas oportunidades, al propietario de una Toyota Hilux, que contaba con tres parlantes de alta potencia instalados en la carrocería de la misma Richard O. que bajará el volumen, el joven no solo hizo caso omiso a la directiva, sino que provocó la reacción de sus pares, Cristian y Daniel, que provocaron desacato a la autoridad, por lo que, se procedió al secuestro del vehículo en cuestión.

En otro de las cosas, se repitió la situación, cuando el personal continuaba realizando el despeje de un lugar cercano a un salón bailable, entre la intersección de las rutas provinciales 17 y 20, donde permanecía un grupo de personas, entre ellas José Luis S, quien fue detenido por agresiones contra el personal como así también fue demorada su hermana Vanesa S, por insultar a los agentes.

Secuestro de vehículos y varios individuos demorados en Pozo Azul.

Si bien el accionar generó malestar entre quienes generaban ruidos molestos y disturbios a los vecinos, estos se manifestaron conformes y esperan que todos los fines de semana exista la presencia policial para que puedan descansar tranquilos.

En cuanto a la situación de los cuatro detenidos, todos mayores de edad, por disposición del Juzgado de Paz local, recuperaron la libertando quedando supeditados a la causa, mientras que, el vehículo quedó a disposición de la Justicia. Actuaron efectivos de la Comisaría de Pozo Azul y el Comando Radioeléctrico de San Pedro, dependiente de la Unidad Regional XIV.

Secuestro de vehículos y varios individuos demorados en Pozo Azul.

Fuente: El Territorio