Durante el rodaje de la película “Rust”, Alec Baldwin disparó un arma de utilería y accidentalmente mató a la directora de fotografía Halyna Hutchins en octubre en un set de filmación de Nuevo México. A más de un mes del trágico incidente, el actor brindó su primera entrevista en la que aseguró no haber apretado el gatillo.

Según trascendió, el arma utilizada para la filmación de la película debía estar descargada, pero por el contrario contenía balas reales en su interior. El accidente se produjo durante el ensayo de una escena en la que Baldwin debía apuntar a la cámara con el arma. Sin querer la pistola se disparó, y provocó la muerte de Hutchins y el director Joel Souza resultó herido.

Alec Baldwin habló por primera vez y con lujo de detalles de lo ocurrido (Captura de pantalla).

“El gatillo no fue apretado. Yo no apreté el gatillo”, confesó el actor de Hollywood de 63 años en una entrevista con la cadeba ABC. Si bien la nota completa se publicará el jueves, el canal difundió un adelanto, en el que también se escuchó decir al artista: “Nunca apuntaría con un arma a nadie y apretaría el gatillo, nunca”.

En el fragmento, Baldwin no desarrolló más detalles del episodio, pero sí indicó que “alguien puso munición real en esa pistola, una bala que ni siquiera debía estar en el edificio”.

Haylana Hutchins murió por el disparo de un arma presuntamente de utilería que accionó Alec Baldwin.

Además, el protagonista quien también era uno de los productores del film, quebró en llanto al hablar de la muerte de Hutchins y reveló: “No me parece real. Era alguien querida y admirada por todos los que trabajaban con ella”.

El accidente ocurrió el pasado 21 de octubre. Desde entonces, el actor se había expresado solo por Twitter donde manifestó sus condolencias hacia la familia de la víctima.

“No hay palabras para transmitir mi conmoción y tristeza por el trágico accidente que se ha cobrado la vida de Halyna Hutchins, esposa, madre y colega profundamente admirada”, dijo por entonces al mismo tiempo de asegurar que está a disposición de la policía para avanzar con las investigaciones.