La emoción de los participantes de Gran Hermano 2024: se estrenó “El congelado” y recibieron a sus familiares

En la casa más famosa del país se puso a prueba un nuevo desafío que sorprendió a los jugadores. Tres participantes tuvieron la inesperada visita de sus familiares.

La emoción de los participantes de Gran Hermano 2024: se estrenó “El congelado” y recibieron a sus familiares
La emoción de los participantes de Gran Hermano 2024: se estrenó “El congelado” y recibieron a sus familiares Foto: vía país col

Gran Hermano 2024 pasó otra semana más y en la casa se vivieron nuevos escándalos y sorpresas. Hace unos días Santiago del Moro contó que se iba a estrenar un nuevo desafío, el cual ya está vigente en las ediciones del reality en otros países. Finalmente, el martes 13, los jugadores estuvieron a prueba.

Se trata de “El Congelado”, la prueba en la que los jugadores no pueden moverse desde que suena la chicharra y hasta que la voz de Gran Hermano anuncie el fin del juego, mientras ingresan los familiares de los participantes.

El nuevo desafío requiere de mucho autocontrol por parte de los jugadores, ya que no deben reaccionar ni mostrar emoción, lo que puede generar que se muevan y, por lo tanto, tener una sanción grupal o individual.

Se estrenó “El congelado” e ingresaron familiares a la casa de Gran Hermano 2024

En la noche del martes fueron tres los familiares llamados para comenzar el nuevo desafío. Nicolás, el marido de Emmanuel, luego ingresó Milagros, la novia de Licha, y Antonella, la mamá de Nicolás.

Ni bien ingresó el marido de Emmanuel, el participante no pudo contener las lágrimas, mientras su esposo le repetía “no te muevas” y lo abrazaba. “Divertite. No estés mal, no me extrañes. Reíte, disfrutá”, le dijo el militar a su pareja.

Luego recorrió la casa, les habló a otros participantes y le dejó una bolsa con golosinas en su cama. Una vez que terminó el desafío, Emmanuel se largó a llorar y fue consolado por sus compañeros.

En segundo lugar, ingresó Milagros, la novia de Lisandro, quien al ver a su pareja comenzó a llorar. “Tranquilo, recarga pilas. Te amo un montón. Estoy acá”, le dijo Milagros a Licha, mientras el jugador se contenía para no moverse.

Por su parte, la pareja de Lisandro usó todo el tiempo para estar con él, le dejó la bolsa de golosinas en una mesa y nombró a Martín, Nico y Furia, pero no se despegó de Licha, quien intentaba estar lo más quieto posible.

En tercer lugar, entró a Gran Hermano, la mamá de Nicolás, ni bien la vio, el participante comenzó a temblar e intentaba no reaccionar. Antonella se mostró orgullosa de su hijo y le dijo que juegue y disfrute del reality.

Luego fue a la habitación acomodó la cama del participante y le dejó la bolsa de golosinas. Mientras Nicolás no se movía y logró cumplir el desafío.