Dulzura exprés: cómo hacer un delicioso cheesecake sin horno

Si querés sorprender a todos pero no disponés de tiempo, acá te damos la solución: un postre clásico que se puede hacer en menos de una hora.

Cheesecake sin horno: receta fácil y rapidísima
Cheesecake sin horno: receta fácil y rapidísima

Cuando el antojo de un postre tentador se hace presente, el cheesecake emerge como una opción exquisita e indiscutible. Pero como no muchas veces contamos con el tiempo suficiente para darlo todo, hay una alternativa: el cheesecake sin horno que se puede resolver en menos de una hora.

Te compartimos el paso a paso de una especial receta de cheesecake para que puedas disfrutar de esta delicia de manera rápida, la solución perfecta para satisfacer los deseos golosos de manera práctica y sin complicaciones.

Receta de cheesecake sin gluten ni horno
Receta de cheesecake sin gluten ni horno Foto: web

RECETA DE CHEESECAKE SIN HORNO

Este cheesecake sin horno ofrece la combinación perfecta entre sencillez y sabor, permitiéndote satisfacer tus antojos dulces en un tiempo récord. Su preparación, sin la necesidad de cocción, es ideal para aquellos momentos en los que el tiempo apremia pero el deseo de un postre gourmet persiste.

INGREDIENTES

PARA LA BASE

  • 30 galletas de chocolate o vainilla
  • 100 gramos de manteca fundida

PARA LA COBERTURA

  • 100 gramos de queso crema
  • 250 gramos de azúcar
  • 500 gramos de crema de leche
  • Esencia de vainilla

PREPARACIÓN DEL CHEESECAKE SIN HORNO: PASO A PASO

PARA LA BASE

  • Triturar las galletas tipo digestive hasta obtener migajas finas.
  • Mezclar las migajas de galleta con la mantequilla derretida.
  • Cubrir el fondo de un molde desmontable con esta mezcla y presionar con una cuchara para compactarla. Refrigerar mientras preparás el relleno.

PARA LA COBERTURA

  • En un bowl, batir el queso crema con el azúcar hasta obtener una mezcla suave.
  • Agregar la crema de leche, el jugo de limón y el extracto de vainilla. Continuar batiendo hasta que todo esté bien incorporado y la mezcla sea cremosa.
  • Si deseás una consistencia más firme, hidratá y disolvé gelatina sin sabor según las instrucciones del envase. Agregala a la mezcla de queso y mezclá suavemente.
  • Volcar la mezcla sobre la base de galleta en el molde y extendela de manera uniforme.

TOQUE FINAL

  • Refrigerá el cheesecake durante al menos 4 horas o hasta que esté firme.
  • Antes de servir, decorá con frutas frescas, salsa o mermelada de frutos rojos, o lo que prefieras.

Temas Relacionados