No son lo mismo: la insólita diferencia entre la olla y la cacerola que se volvió viral en TikTok

Un usuario explicó las características principales de estos elementos de cocina.

La insólita diferencia entre la olla y la cacerola que se volvió viral en TikTok
La insólita diferencia entre la olla y la cacerola que se volvió viral en TikTok Foto: web

Muchos chefs amateurs o no tanto se han utilizado más de una vez los términos ‘olla’ y ‘cacerola’ como sinónimos en la cocina. Quienes se enfrentan a las hornallas por primera vez y comienza su camino en el mundo de las recetas, estos artefactos son de mucha utilidad para todo tipo de preparaciones.

Si bien sus funciones y métodos de cocción son muy similares entre sí, ya que ambos son perfectos para la elaboración de todo tipo de platos y más aún en invierno como sopas, guisos, estofados, hervir pastas o verduras, estos dos artefactos no son lo mismo.

La diferencia entre olla y cacerola (Pexels)
La diferencia entre olla y cacerola (Pexels)

Lo cierto es que se trata de dos tipos diferentes de contenedores que cambian en un minúsculo detalle, pero que es clave a la hora de diferenciar uno de otro. Así lo explicó un usuario a través de un video de TikTok que se volvió viral.

Fue compartido a través de una cuenta que promociona sus artículos de bazar y sorprendió a todos los usuarios. En cuestión de poco tiempo, el clip recibió más de 189 mil reproducciones.

Cuál es la diferencia entre olla y cacerola

El creador de contenido explicó que una olla se caracteriza por ser más alta que ancha en sus dimensiones, mientras que la cacerola se diferencia por ser más ancha que alta.

“Comida de olla”

En la época más fría del año se suele escuchar la expresión “comida de olla” para hacer referencia a aquellas preparaciones abundantes y contundentes, ideales para hacerle frente a las bajas temperaturas. Una de las más populares es el guiso de lentejas, que es muy fácil de hacer y el resultado final es un sabor único.

Guiso de lentejas
Guiso de lentejas Foto: web

Ingredientes para hacer guiso de lentejas:

  • 5 tomates perita maduros
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 morrón
  • 1 zanahoria grande
  • 2 puerros
  • 3 papas
  • 400 gr lentejas
  • 400 gr ternera
  • 1 salame picado fino
  • Pizca de azúcar
  • Aceite, cantidad necesaria
  • Sal, pimienta, pimentón dulce y laurel, a gusto
  • 1,5 a 2 lt de caldo de verduras
  • 150 gr de panceta feteada
  • 200 gr de queso parmesano o similar

Preparación

  1. Disponer las fetas de panceta en una sartén a fuego mínimo, dorarlas bien de ambos lados y reservar sobre un papel absorbente. Cortar la panceta a groso modo, el queso, en trocitos. Procesar bien y reservar.
  2. Para el guiso, cortar los tomates en cubitos con su piel y pulpa. Pelar los ajos y picarlos. Pelar la cebolla y cortarla en cubos. Cortar el morrón en cubos. Pelar la zanahoria y cortarla en rodajitas. Cortar el puerro en rodajas. Pelar las papas y cortarlas en cubos medianos.
  3. Cortar la carne en cubitos y el o salame en rodajas finas y reservar.
  4. Disponer en una olla, un chorrito de aceite, dorar el ajo, la cebolla, agregar el morrón, salar y seguir rehogando. Agregar los tomates, las papas, el puerro, la zanahoria, las lentejas y la carne, la pizca de azúcar. Agregar el caldo y los condimentos a gusto.
  5. Cocinar la preparación a fuego medio hasta que las papas estén bien tiernas, agregar el salame y dejar tapado cinco minutos. Servir y terminar con el crocante de panceta y queso.

Temas Relacionados