Se trata de un hecho ocurrido en las últimas horas, con un hombre que se dedica a la elaboración y reparto de viandas a domicilio, quien sufrió un intento de asalto en Gualeguaychú.

El hombre relató en declaraciones radiales que “después de dejar la vianda en un domicilio de calle Paraguay, alrededor de las 21.45, del martes 30 de noviembre, dos jóvenes se me acercaron y uno me puso un fierro en la espalda para pedirme el celular. Lo primero que hice fue atinar a defenderme, y ahora temo que pueda ser acusado de agresión”, dijo el repartidor. La reacción del repartidor si bien evitó que le llevaran el teléfono tuvo como consecuencias que uno de los menores involucrados sufriera lesiones.

Asimismo, el hombre mencionó que al llegar la Policía al lugar del hecho, fue maltratado y le reprochaban haber agredido a un menor, el cual fue trasladado al Hospital Centenario y “pasé de víctima a victimario, me pusieron contra la pared y fui increpado a los gritos por parte de gente que lleva un uniforme que no tiene tacto ni profesionalidad”, manifestó a Radio Máxima.