En las últimas horas, se conoció que en la cooperativa Agrícola Lucienville de Basavilbaso, en la provincia de Entre Ríos, desconocidos, habrían ingresado al predio de la institución y rompieron dos silobolsas que contenían soja para semillas. El hecho se produce, luego que dirigentes nacionales como Hebe de Bonafini salieron promover acciones de este tipo.

La soja estaba para seleccionar y enviarla al mercado en los próximos días, pero ocurrió esto, que repudiamos porque no es la primera vez que sucede”, dijo Schneider, quien recordó que “anteriormente pasó en muchas provincias como Buenos Aires, Córdoba, Chaco y Santa Fe. En Entre Ríos fueron pocos este tipo de atentados pero hubo y ahora le tocó a una de nuestras cooperativas”.

Asimismo, el dirigente dijo que “No se puede culpar a nadie, pero hay una bajada de línea cuando escuchamos a Bonafini que hay que salir a quemar silobolsas por lo que nos lleva a inducir que esto no ocurre de la nada porque hay gente que se prende de esto, porque desconoce cómo funciona el campo, porque ésta soja no se vende en octubre, se venderá en noviembre, diciembre o enero, es decir, saldrá el marcado ya que acá nadie quiere perjudicar al gobierno”, destacó.

Por el hecho, se realizó una denuncia en la policía y se aguarda un claro mensaje de las autoridades provinciales para frenar una escalada de odio que no aporta a la construcción de un país que necesita estar unido para salir adelante. Fuente:periodismobasavilbaso