Melisa Sabatini fue la encargada de cocinar y armar la mesa dulce para el bautismo íntimo de la hija de Lautaro Martínez y Agustina Gandolfo. La familia eligió una torta principal y pequeños pasteles para acompañar.

//Mira también Un grupo de jóvenes de Guaymallén crearon una organización con perspectiva de género y sustentabilidad

Durante la corta estadía de la influencer y el jugador de fútbol decidieron bautizar a su hija, Nina, en Mendoza. Para la celebración íntima invitaron a 25 personas, entre ellos familiares y amigos de la pareja.

El bautismo de Nina, hija de Lautaro Martínez y Agustina Gandolfo, se realizó en el templo del colegio San José de los Hermanos Maristas de Mendoza.Instagram / @agus.gandolfo

De la mesa dulce se encargó la pastelera Melisa Sabatini, oriunda de Guaymallén. “En un primer momento yo contacté a Agustina Gandolfo por Instagram para ofrecerle mis productos por el día del padre. Me respondió muy amable y ese domingo le hice llegar a su casa unas tartas”, explicó Melisa a Vía Mendoza.

Luego de ese fue el primer contacto que tuvo la emprendedora con la modelo añadió: “Después seguimos en contacto por WhatsApp, ya que le gustaron mucho mis tartas. Cada fin de semana le hacía llegar una tarta distinta para ella y su familia. Luego, me pidió por un mensaje que necesitaba un presupuesto para la mesa dulce del bautismo de su hija”.

La pareja pidió para la mesa dulce del evento una torta principal y pequeñas cosas dulces que lo acompañen como shots o petit fours. “Yo la fui guiando hasta llegar a lo deseado”, afirmó Melisa.

Torta principal del bautismo de Nina.Publicación oficial

“El día del Bautismo, cuando lleve la mesa dulce, me recibieron en la Bodega Los Toneles. Allí nos sacamos fotos y ambos fueron súper amables. Fue una hermosa experiencia para mí y mi emprendimiento”, dijo.

Melisa trabaja con pedidos y realiza una amplia variedad de tartas dulces, box especiales, tortas Drip Cake y mesas dulces.

//Mira también Una joven fotógrafa de Guaymallén retrata bebés durante sus primeros meses de vida

La pastelera estudio en la Escuela Internacional Islas Malvinas. Actualmente está cursando pastelería profesional en “Ott Educación Superior”, un instituto de Buenos Aires.

Su emprendimiento comenzó hace cuatro años cuando lanzó su página por Instagram. En un principio inició cocinando en su departamento y poco a poco su negocio comenzó a crecer.

“Siempre luché y me esforcé mucho por crecer en esto. Me capacito constantemente y considero que con el rubro gastronómico o pastelero si uno ofrece un muy buen producto y lo mantiene en el tiempo lo más seguro es que te vaya bien”, concluyó.