El miércoles pasado, tras la reunión en la Armada Naval Argentina de Puerto Iguazú, se había anunciado que desde ayer volvería a funcionar el servicio de balsas sobre el río Iguazú y Paraná entre las ciudades las Presidente Franco, Paraguay, y Puerto Iguazú, Argentina.

Sin embargo, la bajante del cauce impide la vuelta del servicio, por lo que se esperan inspecciones para determinar la navegabilidad del rio para que la empresa pueda operar con seguridad.

Cabe destacar que la bajante extraordinaria del rio se dio durante la pandemia y este servicio estaba suspendido, es la primera vez que los operadores del servicio se encuentran con este problema.

Según publica La Nación de Paraguay, el empresario Jovino Urunaga, de la empresa Intercom SACI, que opera el cruce en balsa en consorcio con la argentina Balsas Iguazú, el servicio no pudo brindarse el lunes. Sin embargo, dejó abierta la posibilidad de que sea habilitado un puerto interino bajo el Puente de Integración, donde la característica es la apropiada para que pueda llegar la balsa.

Urunaga explicó que “esta mañana (por ayer) estuvimos en el lugar con gente de Itaipú, margen brasileña, y la empresa constructora del Puente de Integración para ver la opción de utilizar la costa bajo el nuevo puente con la finalidad de hacer operar la balsa, hasta tanto se den las condiciones de nuevo en el puerto Tres Fronteras”.

Mencionó que hay poca distancia entre ambos lugares, pero por las características en cuanto a la formación de piedras, bajo el puente, no hay condiciones. “Les hice la propuesta y quedaron en responder, después de hacer las consultas respectivas”, dijo sobre la posibilidad de cambio.

Por su parte del lado argentino el personal de Migraciones puso en condiciones el puesto y esperan la respuesta tanto de prefectura como de las autoridades paraguayas para permitir o no el inicio de la actividad. Se desconocen los horarios de funcionamiento, frecuencias y el costo del servicio.

Fuente: El Territorio