El problema de la provisión del agua potable en la ciudad de Puerto Iguazú, en los sectores que cuentan con la red se ha solucionado en la mayoría de los barrios; sin embargo, existen zonas que no están incluidas a la red y deben abastecerse con pozos perforados.

Este es el caso de la comunidad Fortín Mbororé que si bien cuenta con una perforación no puede abastecer a todas las familias, es por ello que el gobierno provincial ejecutó la obra de un pozo perforado, sin embargo aún no está operativo. Su puesta en funcionamiento abastecerá a 76 familias.

La comunidad Fortín Mbororé se vio afectada, como el resto de la comunidad con la crisis hídrica y la sequía, una parte de la comunidad extraía agua del arroyo Mbocay, pero con las obras de ampliación de la toma de agua en el lugar muchos se vieron obligados a conectarse a la red interna y fue allí que los caciques solicitaron al gobierno una nueva perforación que fue ejecutada antes de Semana Santa hace aproximadamente 30 días.

Vino la empresa hizo el pozo, salió agua pero todavía no trajeron la bomba, y nosotros estamos desesperados, estamos esperando el agua hace mucho”, contó Claudio Do Santos, segundo cacique de la comunidad Fortín Mbororé. Y agregó “después que reclamamos, nos dijeron que llegaba el viernes pasado la bomba. Vino el ingeniero el viernes a ver el tema de la electricidad para conectar y me aseguró que este lunes llegaba la bomba, pero no vinieron. Seguimos esperando”.

Según indicaron desde IMAS, la obra del pozo perforado no fue ejecutada por el Instituto. Sin embargo, indicaron que estaba prevista la llegada de la bomba y su instalación para los próximos días.

La comunidad Fortín Mbororé todavía espera la llegada del agua potable. Foto: Norma Devechi

Fuente: El Territorio