Madre e hijo, victimas fatales de la tragedia en Brasil, ya se encuentran en Iguazú para su último adiós

Madre e hijo, victimas fatales de la tragedia en Brasil, ya se encuentran en Iguazú para su último adiós.
Madre e hijo, victimas fatales de la tragedia en Brasil, ya se encuentran en Iguazú para su último adiós. Foto: Clarín

Familiares, amigos y allegados despiden a Carina Isabel Martínez y a su pequeño hijo David Pinchevsky, quienes perdieron la vida en el vuelco del colectivo brasileño. Aún se espera que los cuerpos de las demás víctimas misioneras, lleguen a la provincia.

Con triste pesar, despiden los restos de Carina Isabel Martínez y su hijo de tres años David Pinchevsky, oriundos de Puerto Iguazú, quienes fallecieron en el despiste y vuelco de un colectivo brasileño en el Estado de Paraná.

Se espera que en las próximas horas, los cuerpos de demás víctimas misioneras, lleguen a la provincia para el último adiós.

Luego de los trámites necesarios y exigidos para estos casos, por parte de las autoridades brasileñas, los restos de los cuatro misioneros que fallecieron en la tragedia, fueron liberados para su repatriación y posterior inhumación por parte de sus familiares.

El velatorio de las víctimas se realiza en la Sala Velatoria de la empresa Santa Rita, ubicado en la avenida Misiones 150, de Puerto Iguazú.

Por su parte, la pareja oriunda de Colonia Wanda aún no llegó a la provincia y se espera que arriben a la frontera en horas del mediodía.

Madre e hijo, victimas fatales de la tragedia en Brasil, ya se encuentran en Iguazú para su último adiós.
Madre e hijo, victimas fatales de la tragedia en Brasil, ya se encuentran en Iguazú para su último adiós. Foto: misiones online

El chofer del colectivo admitió que se quedó dormido

El chofer del colectivo que volcó y dejó siete muertos en la BR-277 en Fernandes Pinheiro, en la región central de Paraná, admitió a la policía brasileña que se quedó dormido. Además, informó a la policía que no había un segundo conductor en el autobús.

“Muchas víctimas se quejan de que el conductor se veía muy cansado, el conductor se quejaba de que tenía sueño. También informan que se detuvo para cenar a mitad del camino, pero que hizo varias paradas más para tratar de recuperarse del viaje, incluyendo uno 15 minutos antes del accidente”, dijo Wesley Gonçalves da Silva, delegado de la policía.

Leer también: Logran identificar a todas las víctimas fatales del accidente en Brasil: cinco son argentinos

En una nota, la empresa de viajes Viação Catarinense afirmó que cumplen con todos los protocolos de horas de trabajo para los conductores determinados por la legislación y los órganos reguladores. También dijeron que no comentarán sobre los trabajadores y las víctimas en este momento.

Según el delegado, el conductor dijo que había una previsión de que en Guarapuava, a unos 115 kilómetros del lugar del accidente, la conducción del vehículo pasaría a otro conductor. El chofer fue escuchado en horas de la tarde y luego fue puesto en libertad.

Según el delegado, si las investigaciones indican que el conductor tuvo la culpa del siniestro, puede ser responsable de homicidio. La empresa también puede ser considerada responsable.

El delegado destacó que luego del accidente, el conductor permaneció en el lugar y brindó apoyo. “Es un tema legal. La Policía Civil no puede sacar conclusiones precipitadas. Nos basamos en la ley y en las conclusiones a las que llegan nuestras investigaciones”.