Pese a los esfuerzos de los especialistas, murió la ballena blanca rescatada en París

El animal había llegado al río Sena, de donde fue resctada.
El animal había llegado al río Sena, de donde fue resctada. Foto: Twitter

Más de 80 personas habían participado del operativo para salvar a la beluga de 800 kilos.

La ballena beluga de 800 kilos que había sido rescatada del río Sena, en París, murió en las primeras horas de este miércoles, pese a las tareas de los especialistas por salvarla.

A pesar de una operación de rescate sin precedentes de la beluga, nos entristece anunciar la muerte del cetáceo”, fue el anuncio en Twitter del prefecto del departamento de Calvados.

La ballena blanca había sido rescatada la semana pasada.
La ballena blanca había sido rescatada la semana pasada. Foto: Twitter

El animal se encontraba perdido, a unos 70 kilómetros de París, cuando fue identificado y rescatado en una compleja operación que llevó más de ocho horas. El ejemplar, acostumbrado a vivir en las frías y saladas aguas canadienses, al entrar en el río había dejado de alimentarse. Por ello, se encontraba en un estado de salud preocupante. Así, autoridades, veterinarios y activistas decidieron concretar el rescate para evitar que enfermara aún más.

La beluga ha salido del agua tras largas horas de preparación y esfuerzos. Felicitamos a los equipos implicados por haber superado este desafío. Se le han realizado los primeros exámenes médicos y se conocerán pronto los resultados”, había indicado la organización Sea Shepherd France tras el rescate.

Cómo había sido el rescate de la ballena

El pasado jueves, se le había bloqueado el paso al animal mediante esclusas, y fue sacado del agua con una red levantada por una grúa. Sin dudas, “un momento muy estresante para el animal”, tal como informó la secretaria general de la delegación del gobierno del departamento de Eure, en Normandía, Isabelle Dorliat-Pouzet. La funcionaria explicó que se trató de “una operación arriesgada”.

Pese a los esfuerzos de rescate, la ballena murió casi una semana después.
Pese a los esfuerzos de rescate, la ballena murió casi una semana después. Foto: Twitter

Según confirmó la secretaria, el rescate valió varios miles de euros, pero destacó las numerosas donaciones por parte de los ciudadanos para la operación, como la colaboración con el camión o la paja en su interior que ofrecieron los vecinos.

Ya en mayo pasado una orca había entrado en el Sena donde estuvo varios días, pero murió de cansancio y falta de alimentación antes de que pudiera ser rescatada.

Los especialistas barajan varias opciones para explicar estos fenómenos, como un exceso de contaminación sonora que los desorienta o que se pierden por las modificaciones en las corrientes marinas debido al calentamiento global.