El pueblo jujeño de Caspalá, en el departamento Valle Grande, fue elegido para representar a la Argentina en un certamen internacional de destinos turísticos sostenibles por su riqueza cultural, el cuidado de la naturaleza y desarrollo de turismo rural.

//Mirá también: “Lo mejor está por venir”, dijo el Ministro de Cultura y Turismo de Jujuy

La convocatoria, realizada por la Organización Mundial de Turismo (OMT) y canalizada a través del Ministerio de Turismo y Deportes, es para “distinguir a pueblos rurales que conserven sus tradiciones y vengan creciendo con sostenibilidad en el turismo”, dijo a Télam Sandra Nazar, directora de Turismo de Jujuy.

Caspalá fue seleccionada para representar al país en un certamen internacional de destinos turísticos sostenibles.

Caspalá se encuentra a unos 3.100 metros sobre el nivel del mar, donde sus pobladores resignifican costumbres antiguas y tienen como una de sus principales características la delicada elaboración artesanal de los rebozos multicolores que utilizan las mujeres de esa región.

“La selección de esta comunidad ya es un motivo de orgullo”, consideró la funcionaria y aseguró que para que esto suceda “hemos presentado sobradas evidencias de cómo el pueblo conserva formas antiquísimas de cultivo, con tradiciones agroecológicas”.

A 240 kilómetros de la capital San Salvador, la comunidad se destaca además por la producción agroganadera de carácter familiar e incursiona en el desarrollo del turismo rural, para lo que ofrece vivenciar una experiencia entre las alturas vallistas.

CRECIENDO CON SOSTENIBILIDAD

Nazar explicó que la OMT evaluará a “pueblos de no más de quince mil habitantes, pueblos turísticos que además tengan criterios de sostenibilidad, es decir pueblos preocupados por su medio ambiente y que hayan conservado su cultura”.

“Es por ello -continuó- que la Provincia propuso a la comunidad de Caspalá, que cumple con todos esos requisitos y que cuenta con un gran compromiso de la comunidad y la Comisión Municipal”.

La comunidad cuenta con un centro cultural en el que se expone una variedad de piezas artesanales, como los rebozos bordados con figuras de flores del campo y, en otros casos, trabajos que revelan cómo las tejedoras recuperaron las técnicas de tejidos en los añejos telares para confección de indumentarias y otros productos.

Caspalá se encuentra a 240 kilómetros de San Salvador de Jujuy, a unos 3.100 metros de altitud en un pequeño valle rodeado por cerros de más de 4.000 msnm.

Caspalá representará a Argentina junto a otras dos comunidades -de Chubut y Corrientes- en el certamen, cuyo resultado se conocerá en la primera semana de diciembre próximo.

Entre los atractivos principales del pueblo figuran la iglesia Santa Rosa de Lima, construida en la década de 1840, cuyas campanas de bronce fueron traídas de Perú al igual que la imagen de la patrona del pueblo, a la que cada 30 de agosto se celebra su fiesta patronal.

//Mirá también: Tejedoras jujeñas conquistan espacios en el mundo de la moda

“Hay muchas familias que vienen practicando el turismo rural, toda la oferta está diseñada al modo de la comunidad, donde se experimenta la siembra, la cosecha, se realiza caminatas agradables y se comparte con mujeres muy sabias”, comentó la funcionaria.

Los circuitos para recorrer son el “Antigüito” y “Pueblo Viejo”, ambos sitios arqueológicos de gran valor, donde hay construcciones antiguas de barro y piedras.

Caspalá pertenece al departamento Valle Grande y está a 10 kilómetros al oeste de Santa Ana, en un pequeño valle rodeado por cerros de 4.000 metros de altura, y también ofrece una travesía por tramos del Camino del Inca hasta las Serranías del Hornocal, en el departamento Humahuaca.