Con un ojo puesto en los registros de las dos últimas semanas de agosto y primera de septiembre, cuando se produjo una devastadora avalancha de contagios relacionada con una proliferación de eventos sociales que fueron caldo de cultivo para la propagación del Covid-19, las autoridades sanitarias de Jujuy no dejan de insistir en la necesidad de que en la próxima celebración del año nuevo la población siga estrictamente las medidas básicas de bioseguridad -uso de barbijo, lavado frecuente de manos y distancia mínima de 1,5 metros entre personas- para menguar la pandemia.

Pero quien verbalizó con acierto lo dramático del cuadro fue el defensor del Pueblo de Jujuy, Javier De Bedia, al manifestarse muy preocupado por “la amenaza latente de una segunda ola de contagios de Covid-19”, a partir de haber observado en la pasada Navidad “gran cantidad de personas que se mostraron participando de reuniones familiares o encuentros de despedida del año en bares, boliches, restaurantes, ferias y supermercados, entre otros establecimientos donde el gentío fue abrumador”.

Sumamente alarmado por la situación, el Ombudsman advirtió que “el virus sigue conviviendo con nosotros y no nos podemos dar el lujo de relajarnos en estas festividades”, sino que por el contrario “hay que volver a tomar conciencia sobre la posibilidad de una segunda ola de contagios que podría afectar de manera más peligrosa todavía a los adultos mayores”.

Javier de Bedia, Defensor del Pueblo de la Provincia de Jujuy. Foto: (Archivo Vía Jujuy)

En ese contexto, exhortó a “tener conciencia” de que si no se “recupera los hábitos de cuidados contra el Covid, a mediados de enero puede llegar a verse los posibles contagios masivos”, como consecuencia de la actitud desaprensiva de la población.

Por ello De Bedia pidió “evitar las reuniones masivas y organizar los encuentros al aire libre con la menor cantidad de personas posibles”, como también recomendó “cuidar la distancia social, utilizar el barbijo, lavarse las manos y aplicar con frecuencia los líquidos sanitizantes en las superficies de mayor contacto”.

“Hay que tomar los recaudos del caso y no aflojar con las medidas de bioseguridad recomendadas por los organismos y autoridades sanitarias”, resumió, apelando finalmente a “la conciencia social de cada habitante de Jujuy para que “ese rebrote que está afectando en la actualidad a Europa no llegue a estas latitudes en la magnitud que está teniendo ahora allá”.

En Jujuy, cifras actualizadas del impacto de la pandemia publicadas por la Subdirección de Epidemiología del Ministerio de Salud dan cuenta del registro provisorio de 18.498 casos positivos hasta el presente, la recuperación de 17.554 pacientes y el fallecimiento de 853 personas por causas asociadas al coronavirus Covid-19.

De este reporte se infiere que permanecen activos 91 casos en toda la provincia.