Con la presencia de los titulares de los tres poderes del Estado provincial -el gobernador Gerardo Morales, el vicegobernador Carlos Haquim y el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Federico Otaola- quedó inaugurado este martes en Jujuy el primer Complejo de Biotecnología del país aplicado a la investigación, desarrollo y producción pública de cannabis medicinal, un establecimiento postcosecha de 4.200 metros cuadrados ubicado en la Finca El Pongo -32 km al sudeste de San Salvador de Jujuy-, donde hace casi un mes comenzó a fabricarse el aceite de cannabis de grado farmacéutico.

//Mirá también: Jujuy tendrá consultorios públicos para tratamientos con cannabis medicinal

Con el moderno Complejo de Biotecnología inaugurado en predio de la empresa estatal Cannava ubicado en Finca El Pongo, Jujuy incrementó su capacidad para producir cannabis con fines medicinales y científicos a escala industrial.

“Estamos sentando las bases de una nueva industria para un nuevo desarrollo científico y tecnológico que tiene como columna vertebral la salud, curar a las personas”, subrayó el Gobernador en el acto inaugural de las instalaciones con las que, a través de la gestión de la empresa Cannava S.E., Jujuy se convierte en el primer productor de cannabis medicinal en Latinoamérica.

UN PASO EN JUJUY, UN SALTO EN LATINOAMÉRICA

“Comenzamos con un laboratorio piloto, hoy inauguramos un complejo mucho más importante que nos lleva a la producción a escala industrial”, celebró el mandatario.

Esto es porque aquel laboratorio piloto inaugurado en diciembre de 2020 procesaba dos kilogramos de materia prima por día, en cambio ahora el equipamiento de capacidad industrial incorporado procesará 43 kilos por hora. En línea con esto es que la empresa se propone incrementar la superficie cultivada hasta dos mil hectáreas, en los próximos años.

El Complejo de Biotecnología de Cannava tendrá una capacidad de extracción de material vegetal de 80 toneladas anuales, a un ritmo de procesamiento entre 35 y 45 kilos por hora.

Recibidos en el predio por el presidente del directorio de Cannava, Gastón Morales, y los directores Hernán de Arriba, Luciana Abraham y Marcelo Guastella, también tomaron parte del acto el ministro de Salud, Gustavo Bouhid; el secretario general de la Gobernación, Freddy Morales; el vocal del Superior Tribunal de Justicia, Ekel Meyer; y el vicegobernador de Salta, Antonio Marocco.

Tras un recorrido por las instalaciones, que fue desde el área de cultivo hasta el proceso industrial de laboratorio y el etiquetado de los frascos, las autoridades resaltaron la calidad del producto final que cumple todas las normas de trazabilidad.

Ahora el aceite medicinal Cannava CBD 10, está más cerca de llegar a las farmacias de toda la provincia y, en consecuencia, de los jujeños que lo necesitan para tratamiento de diferentes patologías.

Técnicos de la empresa explicaron que el establecimiento postcosecha cuenta con 4.200 m2 divididos en dos naves, una de depósito y la restante de proceso, espacio donde se realiza la tarea de limpieza, triming, secado y envasado con avanzados equipos que permitirán “cumplir con las buenas prácticas de manufacturas con estándares GMP”.

DESDE JUJUY PARA EL MUNDO

Actualmente el complejo tiene una capacidad para la producción de 135 hectáreas, pero se proyecta seguir mejorando la planta de secado, de almacenamiento y también en la parte de laboratorio para ampliar la capacidad procesamiento y cultivo.

El laboratorio industrial y el establecimiento postcosecha son indispensables para incrementar significativamente la capacidad de producción de ingredientes farmacéuticos activos derivados del cannabis, explicaron los técnicos.

“Vamos a estar en condiciones de llegar a los distintos mercados y trabajar de la mejor manera atento a que la industria del cannabis forma parte de la agenda global del mundo”, dijo el Gobernador, y destacó que -en consonancia con este plan- se busca incrementar la mano de obra y llegar “a ocupar hasta siete mil trabajadores”. Actualmente el proyecto da empleo a 140 personas.

El presidente del directorio de Cannava, Gastón Morales, condujo la recorrida por las nuevas instalaciones.

Las autoridades de Cannava S.E. también prevén desarrollar un banco de germoplasma, que se emplazará en la localidad de El Remate, en Palpalá, para producir dos millones de semillas al año, lo que le dará a Jujuy la capacidad de tener su propia genética volcada a los cultivos.

“Hace poco cumplimos la primera meta al dar inicio a esta política de salud pública y poner en manos de familias jujeñas los primeros lotes de aceite de cannabis CBD10, que son los aceites medicinales derivados de cannabis elaborados íntegramente en suelo jujeño”, recordó por su parte Gastón Morales.

El proyecto ocupa actualmente a 140 operarios. Se prevé escalar gradualmente la producción hasta requerir varios miles de trabajadores.

//Mirá también: Producción de cannabis medicinal, una “industria con mucho futuro” en Jujuy

“Y hoy dimos un salto más adelante al inaugurar este establecimiento de postcosecha, la planta industrial de procesamiento farmacéutico y el laboratorio de investigación y desarrollo agrícola, con los cuales junto a la zona núcleo de cultivo y el laboratorio piloto Jujuy se convierte en el primer productor de cannabis medicinal en toda Latinoamérica”, puso en relieve el presidente de Cannava SE.

Semanas atrás, el primer lote de Cannava CBD10 producido en el laboratorio piloto I+D+I fue entregado de forma gratuita a pacientes comprendidos en el Programa Terapéutico Especial. Ahora se trabaja para dispensar a todas las farmacias de la provincia del aceite medicinal industria jujeña.