Otro intento más de narcotráfico fue desbaratado en el departamento Yavi, en el extremo norte de la provincia de Jujuy, limítrofe con Bolivia, donde en el marco de un operativo de control nocturno montado en la ruta nacional 9, personal del Ministerio de Seguridad jujeño secuestró más de treinta kilos de cocaína contenidos en dos bolsos que dejaron abandonados dos hombres en su huida cuando eran perseguidos por efectivos policiales.

//Mirá también: En Jujuy operaba una sofisticada banda narco binacional

Según confirmaron en la últimas horas fuentes oficiales, el decomiso fue realizado por personal de la Agencia de Delitos Complejos durante la noche del miércoles último, mientras se encontraba realizando tareas preventivas sobre la carretera nacional, en un punto situado a 12 kilómetros de la ciudad fronteriza de La Quiaca.

En esas circunstancias, los efectivos divisaron a dos hombres que se desplazaban en medio de la oscuridad y con actitud sospechosa.

PERSECUCIÓN EN LA OSCURIDAD

Ante la presencia policial y al darse la voz de alto, los sujetos huyeron, abandonando en el lugar dos mochilas.

La situación fue notificada a la Unidad Fiscal Federal, a cargo de Carlos Colonesse, quien dispuso la apertura de las mochilas con la presencia de testigos.

Luego se verificó que había 31,039 kilos de clorhidrato de cocaína de máxima pureza, la cual se encontraba fraccionada como “ladrillos” para su comercialización.

//Mirá también: La PSA atrapó en Jujuy a miembros de una banda dedicada al narcomenudeo

En ese marco, finalmente las autoridades solicitaron remitir las actuaciones a la Unidad Fiscal Federal con su secuestro correspondiente.