La División Explosivos de Bomberos de Jujuy secuestró dos granadas de mano, mecha lenta, detonadores, bombas de estruendo y un simulador de explosivos en el interior de un domicilio del barrio San Pedrito, en la capital jujeña, informaron fuentes policiales.

El operativo se realizó esta mañana en una casa de la avenida Gobernador Tello al 400 tras la denuncia recibida en el 911 por parte de un integrante de la familia que al abrir un viejo armario halló los explosivos militares.

De acuerdo a la denuncia policial, un familiar fallecido hace seis años y que era integrante de la fuerza de seguridad los había guardado a modo de memorabilia dentro del mueble, que se encontraba en el fondo de la casa.

“La entrega de los elementos explosivos se realizó de forma voluntaria por parte de la familia, tras lo cual se dio participación a la fiscalía y quedaron a resguardo de la División Explosivos”, dijo una fuente policial y precisó que “todos los elementos fueron estabilizados y al parecer las granadas ya estaban desmilitarizadas”, aunque se hará pericias ara confirmar esa posibilidad.