Un joven maipucino llegó a la Primera del Club Atlético Boca Juniors. Es Lucas Palma, quien con 18 años, fue convocado al plantel profesional para jugar ante Banfield el sábado pasado. Llevó el número 54 en su camiseta y quedó en la banca de los suplentes, pero la emoción estuvo viva en él y su familia.

// Mira también: Tras el éxito de los alfajores del Dibu, el panadero maipucino busca ayudar a merenderos de La Paz

Hace cuatro años que Lucas fue adquirido por Boca. Comenzó jugando en el Club Eva Perón hasta que fue captado por un agente de talentos del Xeneize, jugando luego en las inferiores de la categoría 2003. En febrero de este año fue convocado a la reserva de Boca, convirtiéndose en el primer jugador de la categoría 2003 en debutar.

Y debido a que gran parte del plantel profesional fue obligado a cumplir con su aislamiento obligatorio luego de su derrota en Brasil, Lucas logró debutar en la Primera el sábado pasado, en uno de los partidos del Torneo Profesional de Fútbol.

Si bien el joven delantero no alcanzó a tocar la cancha frente a Banfield, Lucas fue convocado nuevamente para el partido del martes, en el que disputaron frente a San Lorenzo, y pudo jugar unos minutos con la camiseta titular.

Lucas debutó en primera frente a Banfield, pero fue recién ante San Lorenzo que llegó a jugar.Gentileza.

La emoción de su familia

Su familia ha apostado todo para que Lucas pueda llegar a la Primera de Boca Juniors. Son personas humildes, viven en el barrio Libertad, considerado para muchos una zona roja de Maipú. Su papá trabaja en la viña y es él el sustento su casa, donde vive junto a su esposa y sus hijos.

Sus padres - Olga y Miguel - realmente lo han dado todo para que su hijo estrella llegue a lo más alto del fútbol. Con su historia humilde lograron conmover a mitad del país, ya que se viralizó un estado de Whatsapp que compartió Olga.

Fuimos a comprar un tele nuevo para verte querido Lucas”, lee el estado de la mamá de Lucas. También subió una foto con la familia sonriente con el televisor de fondo, que muestra el partido debutante del joven.

El estado de Olga, la madre de Lucas. Captura web

“Como pudimos, sacamos un televisor para poder ver el partido por internet. Siempre veíamos los partidos de Lucas (NdA: en las inferiores) por el celular. Pero ahora mi yerno, que tiene trabajo, pudo sacar un televisor para poder verlo mejor y en primera”, detalló Miguel a Los Andes.

Sus padres se enorgullecen de su hijo, expresando que “siempre ha sido un chico muy educando y con humildad”. También contaron que muchas veces, cuando faltaba la comida para alimentar a todos en la casa, Lucas salía a juntar aceitunas o hacer changas para ayudar.

// Mira también: Graciela fue una de las mejores tenistas del país, abandonó y luego de 30 años comienza un proyecto social de tenis en Maipú

Su familia durante el partido de Boca contra San Lorenzo explosionó de felicidad. Si bien los pibes no lograron ganar, Lucas pisó la cancha como titular por primera vez. Con tan solo unos minutos en el juego, Lucas logró cumplir su sueño de jugar en primera, alegrando a su familia a la vez. Valió la pena comprar el televisor.