El evento oficial de despedida se realizó en el Museo de la Isla, ubicado en la costanera, zona céntrica de Puerto Argentino. De este modo se dio retiro al sistema de misiles de defensa aérea que fue desplegado por primera vez a Malvinas en 1982, durante el conflicto y fue una parte vital de la red de defensa aérea durante casi 40 años.

El Coronel Taylor hizo entrega de uno de los misiles del Sistema Rapier para ser exhibido en el Museo de la Isla.

Durante la ceremonia el Coronel Taylor, Comandante del Grupo de Defensa Aérea 7, entregó un misil representativo de la batería a Richard Cockwel, presidente del Museo. El artefacto será parte del patrimonio de exhibición del Museo.

Históricamente, el sistema desplegado en 1982, era la versión Rapier con batería T del Regimiento 12 de Artillería del Ejército Británico. Luego, la responsabilidad fue transferida a la Fuerza Aérea Real. La capacidad antiaérea volvió en 2006 al Ejército, pero en manos del Regimiento 16 de Artillería, quienes operan el sistema en su versión Rapier Field Standard C. Un sistema dotado de sensores optrónicos de detección de objetivos aéreos cercanos y lanzadores de misiles óctuples.

Malvinas: El Sistema Rapier dejará de ser operado por los soldados británicos en Malvinas. Izquierda: Batería T del Sistema original - derecha: sistema actual Rapier Field Standard C.

Con el retiro de estas baterías Rapier, llegarán a las islas un nuevo sistema de defensa aérea basada en tierra (GBAD - Ground Based Air Defence), denominado Sky Sabre. Este sistema garantizará la defensa aérea continua de las Islas Malvinas.

SkySabre tiene varios componentes: Un camión MAN 8×8 como plataforma de lanzamiento móvil todo terreno, un módulo desplegable a posición vertical para lanzamiento de 12 misiles CAMM del fabricante europeo MBDA (alcance superior a 25 kilómetros/ 15 millas), el radar de vigilancia y adquisición de objetivos Giraffe AMB de Saab y sistema de gestión de combate de Rafael Advanced Defense Systems.

El sistema Rapier será reemplazado por el sistema integrado Sky Sabre (derecha de la imagen).
Sistema Sky Sabre. Los británicos invirtieron 78 millones de libras esterlina en este sistema, luego de conocer la información que Argentina compraría nuevos aviones de combate.