La suspensión de clases presenciales en la Universidad Nacional de Mar del Plata (Unmdp) seguirá por tiempo indeterminado, según las estimaciones de su rector, Alfredo Lazzeretti, que consideró que el regreso a las aulas será con "mucho distanciamiento y poca gente en los edificios".

El rector que decidió la suspensión de clases ante la expansión del coronavirus, incluso antes del Ministerio de Educación de la Nación, manifestó al sitio 0223 que "la única certeza es que la educación presencial implica una gran cantidad de estudiantes en las aulas y edificios de la universidad y eso va ser lo último que vamos a recobrar".

En sintonía, Lazzeretti sostuvo que "todavía falta bastante" para permitir el regreso de los estudiantes a las aulas. "Si se retoman las clases, igual va a ser todo muy distinto porque habrá mucho distanciamiento y poca gente en los edificios", agregó.

Durante el período de aislamiento, el representante académico sostuvo que sanitizaron los edificios para que estén aptos para recibir a los docentes y las autoridades en una primera instancia.

De cara a las fechas de exámenes y a los modos de aprendizaje, advirtió que hoy se impone la virtualidad, la que consideró que "es un capital que nos va a quedar cuando superemos esta pandemia". "Hemos hecho un trabajo importante puertas adentro de la universidad, tratando de disminuir las brechas que existen en materia de conectividad y digitalización", agregó.

Sin embargo, admitió que los alumnos que desarrollen tareas prácticas como estudiantes de Medicina, Arquitectura y Diseño Industrial tendrán algunos retrasos.

El complejo universitario ubicado sobre calle Fúnes congrega a seis facultades, una biblioteca y hemeroteca, y un comedor escolar.

Actualmente la casa de altos estudios lleva adelante una iniciativa solidaria para donar alimentos e insumos a vecinos carenciados de General Pueyrredon y hasta el momento fueron donados 30 mil kilos de papas, 3 mil kilos de arroz, 4 mil kilos de aceites, entre otros productos.