Ya sea por golpes, estado de abandono, gritos, insultos o abuso sexual las denuncias por maltrato infantil en Mendoza crecieron. Si bien desde Salud lo atribuyen a las horas de atención de la línea, también se reconoce que vivimos en una sociedad violenta.

Silvia Mollo, directora de Maltrato Infantil, indicó en declaraciones a Canal 9: "Es un aumento del 15%, esto se debe en principio que es la mayor visibilización de las situaciones de maltrato en niñas, niños y adolescentes. También es porque desde agosto se amplió la cantidad de horas de atención de la línea.

"Esto es algo que nos atraviesa a todos, uno lo identifica en estos hechos tan crueles cuando hay adultos llamados a cuidar a estos niños y los maltratan".

El 40% de las denuncias recibidas en 2017 fueron derivadas al Órgano Administrativo Local por riesgo de vida.

Durante el 2016 se tomaron 2010 casos para ser tratados, mientras que en el 2017 fueron 2498 del total de las situaciones. El 40% fue derivado al Órgano Administrativo Local por riesgo de vida o inminente daño. Mientras que el resto fue abordado en otros tempos a través del equipo de profesionales del programa.

"El maltrato físico se ve en situaciones de maltrato emocional, que son situaciones que no se identifican como maltrato peor les dice a los niños, niñas o adolescentes que son inútiles o que no sirven para nada. No dejan marca en el cuerpo pero sí en la psiquis", alertó Mollo.

Llamar al 911 es gratuito, anónimo y no es sinónimo de radicar una denuncia. pueden llamar adultos familiares o no o los propios adolecentes, niños y víctimas.

"Pueden llamar a la 102 para asesorarse y para poder solicitar la intervención de alguna institución puntual. Si escucho que el vecino le está pegando a su hijo se puede llamar al 911, pero hay que actuar en el momento", completó.