Luego de un parate en las obras, avanza la construcción de una de las principales obras de infraestructura vial que se encuentran en ejecución en la Argentina. La Variante Palmira-Agrelo presenta un avance del 50 por ciento y el tramo intervenido se encuentra en el Centro– Norte de la provincia, próximo a la capital provincial.

//Mirá también: Mendoza Activa II: cómo inscribirse y quienes pueden hacerlo

Esta autopista será una alternativa a la Ruta Nacional 7 y cuenta con una inversión superior a los 7.400 millones de pesos por parte del Ministerio de Obras Públicas a través de Vialidad Nacional.

La obra contempla la construcción de una autopista de 36,5 km de extensión, con calzadas de 7,30 metros de ancho, dos carriles por cada sentido de circulación, colectora y banquinas pavimentadas de tres metros.

Trabajos de los puentes de la variante de Palmira, la ruta que unirá el acceso este con la ruta Nacional 7 a Chile, para el trasporte de cargas.Jose Gutierrez | Los Andes

La Variante Palmira- Agrelo desviará el tráfico pesado de camiones y vehículos de carga fuera del entramado urbano de la ciudad, mejorando las condiciones de seguridad para los vecinos y usuarios que utilicen este corredor.

Además, el proyecto tendrá un fuerte impacto para el intercambio comercial entre la Argentina y Chile y dinamizará a los principales sectores productivos de la provincia, donde se destacan actividades como la minería, los hidrocarburos, la agricultura y el turismo.

//Mirá también: Una fuerte reactivación registró durante 2020 el ferrocarril en Mendoza

La autopista nueva iniciará al oeste de San Martín, sobre la RN 7, y llegarán hasta la RN 40, en Agrelo. A su paso, la variante conectará rutas provinciales, vías ferroviarias, el río Mendoza y un camino interno de servicio, perteneciente al yacimiento Barrancas de YPF. Entre las tareas más complejas, se cuentan la adecuación de banquinas y la construcción de diez puentes.

Avanza la construcción de la autopista

Ya finalizó la construcción de ocho de los diez puentes que están contemplados en el proyecto de esta obra, que vinculará de manera rápida y segura a todas las localidades del sur de la capital de Mendoza.

Así, los únicos puentes que restan por finalizar son los que se ubican sobre la Ruta Nacional 40 y la Ruta Provincial 15. En el primero se está realizando la colocación de la estructura principal, mientras que en el segundo avanza el montaje de las vigas.

En paralelo, avanza la conformación de la nueva calzada con tareas de asfaltado en prácticamente todos los puntos del trayecto. Del mismo modo, se realizan trabajos de excavación, terraplenado y el hormigonado de cunetas.