Dentro de la gestión que realiza el Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria Mendoza (Iscamen) con los agroquímicos se encuentran las acciones de control y acopio transitorio de agroquímicos producto de decomisos por fraccionamiento, por tratarse de sustancias prohibidas, adulteradas o por encontrarse vencidas, entre otras causas. Por esta razón se enviaron a destrucción residuos agroquímicos categorizados como desechos Tipo Y4.

//Mirá también: Comenzó la limpieza y mantenimiento de los colectores urbanos

En esta primera etapa del operativo, un operador habilitado en Santa Fe se encargará de la disposición final de 5.200 l/kg de agroquímicos que responden a la corriente de desechos Y4. La carga enviada contiene sustancias de diversas formulaciones.

La Ley Nacional 24051 establece que estos desechos son los resultantes de la producción, preparación y utilización de biocidas y productos fitosanitarios. Bajo este marco normativo y de la Ley provincial 5665, el Iscamen realiza acciones de control y acopio transitorio de agroquímicos producto de decomisos por fraccionamiento, por tratarse de sustancias prohibidas, adulteradas o por encontrarse vencidas, entre otras causas.

El Iscamen almacena tanto los productos decomisados como los agroquímicos de las empresas agropecuarias que solicitan el servicio de gestión de residuos. El organismo presta ese servicio previo pago de un arancel establecido por la Ley Impositiva.

Recomendaciones

Todos los agroquímicos tienen una toxicidad propia de cada sustancia por lo que se recomienda un manejo adecuado tanto de los productos como de sus remanente. Por eso se recomienda que los riesgos en su manejo sean de bajo o nulo impacto tanto para la salud como para el ambiente.

Los remanentes que quedan en los envases y que no han sido utilizados para el objetivo de cada producto deben ser correctamente almacenados sobre estanterías y preservando sus etiquetas. Guardarse lejos del alacance de los niños y resguardarse en un recinto bajo llave.

El uso a destiempo de los remanentes provoca que los productos superen la fecha de vencimiento. En este caso, pasan a ser residuos peligrosos y se deben gestionar para darles tratamiento final.

//Mirá también: El clima en Mendoza: se espera un sábado caluroso y el Zonda bajaría al llano por la tarde

Una manera de evitar estos remanentes y que se transformen en residuos peligrosos es planificar correctamente los tratamientos anuales y usar las dosis que recomiendan los fabricantes.

De esta manera no solo baja el riesgo de intoxicaciones sino que también se evitan erogaciones mayores para el proceso productivo, como también para la gestión final de los remanentes.

Para más información sobre la Gestión de Residuos Peligrosos, dirigirse a Programa Agroquímicos llamando a los teléfonos 4299013 y 4299015, internos 244 o 262. También se puede enviar un correo a agroquimicos@iscamen.com.ar, o coord_agroq@iscamen.com.ar.