Una mujer de 60 años denunció que recibió una dosis de la vacuna contra el coronavirus diferente a la primera que le colocaron. El 14 de abril María Esther Chaves fue inoculada con Sputnik V y el 17 de mayo fue por la segunda dosis de esta vacuna, pero le pusieron la Sinopharm.

//Mirá también: Coronavirus en Mendoza: este lunes se registraron 24 muertes y 801 casos positivos

La mujer se puso en alerta cuando escuchó que un hombre pedía ver el frasquito de la vacuna con la que iban a inocularlo y le dijeron que con la vacuna china. Por lo que la mujer optó por preguntarle a las enfermeras cuál le habían colocado a ella. Fue en ese momento que se enteró que había recibido vacunas distintas y entró en un estado de desesperación.

María Esther recibió el turno de la segunda dosis como muchos mendocinos y la cita era en el complejo Le Parc, pero nunca imaginó lo que finalmente ocurrió.

El carnet de vacunación que muestra que la mendocina fue inoculada con distintas dosis.Gentileza diario Uno.

“Me quedé pensando que hablaban de la vacuna china. Me acerco a la señora que entrega los carnets una vez que vacunan, le pregunto qué vacuna me habían puesto, y me dice que la china”, relató la mujer a Diario Uno.

Me puse tan nerviosa que me comenzó a dar dolor de cabeza, me tiritaba el cuerpo, y me preguntaba ¿qué me va a pasar? La gente de Salud no sabía qué hacer, qué explicación darme”, señaló.

//Mirá también: Las Heras hará mediciones de anticuerpos gratis

Desde el Departamento de Inmunizaciones confirmaron que la mujer está fuera de peligro y explicaron que lo que ocurrió fue un “error programático”. En tanto que Chaves recibirá un “seguimiento” de parte del Ministerio de Salud para actuar con rapidez en caso de que algo ocurra.

La señora no tiene que preocuparse ya que no corre ningún peligro su salud. Esto pasa permanentemente con cualquier vacuna de calendario, porque alguien vino antes, o no entendió la letra del turno”, dijo la jefa del Departamento de Inmunizaciones de la Provincia, Iris Aguilar, a ese medio.

Por lo que la mujer “no tiene que ponerse ninguna dosis más y no se repite el esquema ni se completa con otras dosis”, indicó Aguilar.