Gimnasia vs. Independiente, momentos históricos de uno de los clásicos más antiguos del Interior del país

El clásico entre Independiente Rivadavia y Gimnasia y Esgrima por Copa Argentina, se tiene que jugar en Mendoza. / Los Andes.
El clásico entre Independiente Rivadavia y Gimnasia y Esgrima por Copa Argentina, se tiene que jugar en Mendoza. / Los Andes. Foto: Los Andes

El próximo domingo ambos equipos se enfrentan en la Primera Nacional, derbi de enorme rivalidad que tuvo su primer choque en 1913. Aquí te contamos por qué este clásico es el más importante de la región.

Este domingo desde las 14.15, se disputa por la Primera Nacional una nueva edición del clásico mendocino entre Gimnasia e Independiente, uno de los más antiguos del interior del país. Para contar su historia Vía Mendoza dialogó con el historiador de vocación Rubén Llovera, para que nos cuente sobre los hechos y momentos cruciales e icónicos de este derbi del Parque.

A principio de siglo pasado, el fútbol mendocino fue pasando por diferentes cismas, cambiando de nombres y conducción en la dirigencia de la entidad que lo organizaba, como clubes que surgía, desaparecían o fusionaban.

Historia de clásico mendocino
Historia de clásico mendocino Foto: Rubén Llovera

En estas etapas, Gimnasia e Independiente fueron subsistiendo en su esencia, transformándose en los equipos más fuertes del fútbol liguero, “hasta pasada la década del 30″, sostuvo Lloveras.

El primer clásico fue el 13 de julio de 1913 y aún no eran vecinos como en la actualidad cuyas canchas están separadas por una distancia de 600 metros. En aquel momento, la Federación Mendocina de Football (amateurismo), era el que regía los campeonatos. Independiente era “Club Atlético Independiente” y su camiseta originalmente era a rayas, de color rojo, verde y blanco. No azúl. Y aquel duelo finalizó empatado y sin goles.

Y recién el primer clásico de la Liga Mendocina de Fútbol vigente fue el 1 de octubre de 1922 y Gimnasia venció por 2-0.

El primer clásico en una final que terminó con disturbios

En el libro “La vuelta al fútbol en 40 clásicos” escrito por Llovera se detalla muy bien qué sucedió en aquel partido. Se trata de la final de 1923 que finalmente ganó Gimnasia, pero que se suspendió por la gresca ocurrida cuando restaban 4 minutos para que terminara el partido.

Historia de clásico mendocino.
Historia de clásico mendocino. Foto: Sentimiento Azul

El árbitro era un británico residente en Buenos Aires, el primero en dirigir un Boca- River (triunfo del Millonario por 2-1 en 1913), Alberto Mac Kay. Y con el gol de Vicente González sobre el final. Tras la protesta de los jugadores de Independiente por una supuesta falta sobre Médicce, el ambiente comenzó a caldearse, según comentó el escritor.

Después de otra intervención de Gimnasia, con posterior rechazo de Julio González, se detonan los incidentes. Golpes de puños, patadas y empujones. Un ambiente hostil se trasladó a las tribunas, seguido de invasión de cancha en donde una persona de apellido Macías golpea a los jugadores.

En el libro Llovera cuenta, basado en una extracción de una crónica del partido publicado en Diario los Andes, que “el periodista le pregunta al oficial de la guardia de seguridad por qué no procede a la detención del agresor. Y el policía le responde que de hacerlo, correría en peligro su puesto, ya que el agresor era primo del Vice gobernador de la provincia”.

Historia de clásico mendocino.
Historia de clásico mendocino. Foto: Rubén Llovera

El primer clásico del Parque General San Martín

“El primer clásico mendocino desarrollado en el Parque General San Martín se disputó el 31 de mayo de 1925, en la flamante cancha de Independiente Rivadavia. Terminó en empate de 2-2″, aclaró.

Y amplió: “En aquel entonces se cedieron terrenos del parque a los clubes para incentivar el deporte y la actividad social a toda la población, ya que los el Parque era sólo para la gente bien. Después de eso, toda la gente pudo disfrutar de las instalaciones”.

Después “en 1928 sucede en la misma cancha la gran goleada de 6-0 de la Lepra sobre el Lobo”, en al historia de estos clásicos.

El gran fraude de entradas

Sucedió en cancha de Gimnasia el 15 de julio de 1960, cuando se vendieron entradas demás y “las gente no entraba en la cancha. Muchos debieron irse, defraudada”.

En el diario Guaymallén titula “Maniobras dolosas en la venta de entradas” donde explica que “se vendieron varios miles de entradas para las plateas, más de la capacidad de las que éstas permitían. Nadie pudo ver cómodamente el espectáculo. Otros, con las entradas en mano ni siquiera pudieron llegar a sus lugares. Lo más lamentable es que el club no se hizo cargo y tampoco devolvieron el dinero a quienes reclamaron.

Este fue en un partido por el campeonato, donde Gimnasia lideraba con 18 puntos, Independiente con 16 y Maipú con 13.

El más ganador

Independiente tiene más victorias en torneos de AFA, con 12 victorias, 4 empates y 1 derrota:

El primero encuentro en torneos nacionales fue en 1982, y finalizó empatado 2-2.

En el Argentino A, temporada 2003/4 y 2006/7, Gimnasia no pudo ganar ningún clásico, con el dato de que Independiente lo condenó al Lobo a bajar de categoría. Se jugaron 8 partidos en total, Independiente Rivadavia ganó 7 y empataron el partido restante.

En la Primera B Nacional, la Lepra ganó 2 partidos y Gimnasia 1 partido.

En el Torneo del Interior se enfrentaron tres veces, con dos empates y un triunfo de Independiente Rivadavia.

En Copa Argentina, se enfrentaron una vez y fue victoria azul.

A nivel provincial la Lepra cosecha 25 títulos (33 títulos si se consideran los 8 ganados en el amateurismo, es decir, antes de ser creada la Liga Mendocina) y el Lobo cuenta con 20 campeonatos ganados en todo el historial.

Partidos no oficiales: Entre el Campeonato de Honor, el Torneo Preparatorio, el Torneo de Verano, la Copa Vendimia y un amistoso, Gimnasia e Independiente jugaron 28 partidos: 13 triunfos fueron para el Blanquinegro, 9 victorias fueron del Azul y empataron 5 veces.

En total en su historial: la Lepra le ganó 86 partidos a Gimnasia, mientras que los Blanquinegros lo hicieron en 82 oportunidades. Hubo, además, 85 empates.

Primeros clásicos de la Argentina más relevantes

Rosarino: Newells’Old Boys 1-0 Rosario Central, en 1905.

Avellaneda: Independiente 3-2 Racing, 9 de junio de 1907.

Huracán- San Lorenzo, 1908.

Clásico tucumano: San Martín de Tucumán 0-2 Atlético Tucumán, 28 de mayo de 1911.

Clásico mendocino, Gimnasia 0-0 Independiente, el 13 de julio de 1913.

Clásico santafesino: Unión 2-3 Colón, en un amistoso en 1913.

Clásico cordobés: Belgrano 1-0 Talleres, el 17 de mayo de 1914.

Clásico platense: Estudiantes de La Plata y Gimnasia La Plata, 27 de agosto de 1916, ganó el Lobo 1-0.

Clásico del oeste: Ferro 0-5 Vélez, el 6 de junio de 1920.

Clásico sanjuanino: San Martín de San Juan- Juventud Alianza, en 1907.