Durante el miércoles les robaron cerca de tres millones de pesos a un joven mendocino que iba camino a comprar un auto. Los delincuentes los interceptaron cerca de la Terminal de Mendoza en la estación de servicio de la calle Reconquista casi Costanera.

El joven que iba en búsqueda de un nuevo automóvil tiene 29 años y viajaba dentro de su automóvil Chevrolet Onix. La víctima iba acompañado de su amigo de 27 años, a quien le había pedido que lo acercara con el dinero en efectivo al lugar y estuviera presente en el momento de la transacción por cualquier cosa.

El pacto lo habían realizado por las redes sociales y habían acordado que el punto de encuentro con el vendedor era la mencionada estación, un lugar “céntrico” y accesible para ambos.

Las victimas lograron dar con el celular que les robaron, pero no tuvieron rastros del dinero hurtado.

Usando una metodología digna de una película policial el auto llego a la estación de servicio e instantes más tarde llegó un Peugeot 308 que se estacionó delante de ellos, tapando la rápida salida del vehículo. Unos segundos más tarde, un Volkswagen Up se detuvo paralelo al de las víctimas y en ese momento un sujeto descendió del Peugeot, rompió la ventanilla trasera del auto y extrajo un bolso con dinero.

Los jóvenes que iban a comprar el vehículo quisieron reaccionar y de uno de los vehículos ya habían bajado otros dos sujetos que los apuntaron. También se llevaron un celular iPhone del quien iba a ser el comprador del supuesto vehículo.

Las víctimas lograron rastrear el iPhone y lo encontraron pero, no dieron con rastros del dinero ni de los delincuentes. El personal policial trabajó en la zona del robo y la justicia ordenó revisar las cámaras de seguridad para tratar de dar con los ladrones.