El cuerpo de la Policía Rural del ministerio de Seguridad de Merndoza ya ha recuperado más de 9.000 animales en los distintos procedimientos realizados en toda la provincia en lo que va de 2021. Entre ellos se encuentran aves, ganado y otras especies. De esta manera se busca continuar combatiendo el tráfico, la venta, la tenencia y la caza ilegal de animales de nuestra fauna silvestre.

El informe detallado dado a conocer por la Policía Rural, indica que desde el 1 de enero de 2021 hasta la actualidad se han logrado rescatar 2.364 aves silvestres las que fueron entregadas a la Dirección Provincial de Recursos Naturales Renovables para su rehabilitación y su posterior reinserción al medio ambiente.

En los procedimientos también se recuperaron 144 animales de la fauna silvestre y se secuestraron unos 5.800 ejemplares entre equinos y vacunos. Además se logró recuperar 1.262 animales de ganado menor entre los que había caprinos, ovinos y porcinos.

Desde el ministerio de Seguridad informaron que todo este trabajo es el resultado de una tarea mancomunadfa entre la Policía Rural y las diferentes jefaturas de policías distritales y departamentales como así también los Cuerpos Especiales, U.A.P., policía vial, bomberos, cuerpo de aviación policial, dirección investigaciones e inteligencia criminal, entre otros.

Cabe destacar que en 2019 la cifra de animales reucperados fue superior a los 8.000 distribuidos en 620 animales, 1.744 aves, 4.607 ejemplares de ganado mayor y 1.467 animales de ganado menor.

La Policía Rural

El cuerpo de policía de Seguridad Rural nació en 2005 respondiendo a las necesidades que manifestaban algunas zonas alejadas de los centros urbanos como el abigeato, infracciones a la ley ganadera, control y fiscalización de transporte de materias primas y sustancias alimenticias, preservación de la flora y la fauna.

Este cuerpo no sólo trabaja en las zonas rurales sino que también lo hace en el ámbito urbano de los cuatro oasis productivos de la provincia a través de sus delegaciones situadas en el Gran Mendoza, Este, Valle de Uco y el Sur mendocino.

El personal cuenta con una colaboración especial de la dirección de Recursos Naturales Renovables y organizaciones no gubernamentales. Por lo que se controla la caza furtiva en reservas naturales, campos y espacios públicos. En los operativos se han secuestrado, en incontables oportunidades animales de la fauna autóctonas como liebres mara, choiques, piches, guanacos y pumas.

Cuando los animales se encuentran ya faenados se procede al secuestro de las armas de fuego sin documentación y la aprehensión de los infractores y el secuestro de vehículos y demás elementos utilizados para cometer tales delitos.