Durante una conferencia de prensa convocada en el comité provincia de la UCR, los diputados nacionales Alfredo Cornejo y Jimena Latorre presentaron el proyecto de Ley de eutanasia -o asistencia a la buena muerte- con la que intentan “regular el derecho de toda persona a solicitar y recibir la ayuda necesaria para morir”. También participó el abogado y militante radical Daniel Ostropolsky, uno los impulsores de la iniciativa.

Lo que se busca con esta iniciativa es legalizar lo que se conoce como “eutanasia asistida”, o como los legisladores nacionales por Mendoza denominaron asistencia para labuena muerte”.

En la oportunidad, estuvieron acompañados por el abogado Daniel Ostropolsky, quien padece Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), y por Julio Cobos, Pamela Verasay y Mariana Juri.

Durante la presentación, el principal orador fue Cornejo, quien destacó que uno de los mayores impulsores de la iniciativa fue el doctor Daniel Ostropolsky, quien con su testimonio logró desempolvar un debate espinoso y demorado en el país: el acceso a la muerte digna.

El Tweet en la que Alfredop Cornejop anunció la presentación del proyecto de ley. Foto: @alfredocornejo

“El proyecto que llevaremos al Congreso es superador al de muerte digna, que queda incompleto. Consiste en regular el derecho de toda persona que padezca una enfermedad grave, terminal e incurable a solicitar la asistencia a una muerte digna”, resumió Cornejo.

Y detalló que el objetivo es que la ley se aplique en todo el territorio nacional y que sea el Ministerio de Salud de la Nación y los ministerios provinciales los que se encarguen de aplicarla.

Ostropolsky y la eutanasia

Fue la historia de Ostropolsky, de 72 años, la que los llevó a entender la necesidad de que quienes sufran una enfermedad grave e incurable o un padecimiento grave, crónico e imposibilitante puedan solicitar “la prestación de ayuda para morir dignamente”.

El letrado comenzó a sufrir los primeros síntomas de ELA en el 2017.

En su vasta trayectoria, fue subsecretario de Recaudación y Control en el Ministerio de Hacienda, durante el gobierno de Santiago Felipe Llaver, y director del Banco Nación durante la presidencia de Fernando de la Rúa. Levaba una vida activa por aquellos años.

Era febrero de 2017 cuando notó que algo le pasaba. Las cosas se le caían de la mano derecha y no encontraba respuestas hasta que lo diagnosticaron con ELA, la misma enfermedad que padece Esteban Bullrich, la que acorraló a Roberto Fontanarrosa y la que hizo visible a Stephen Hawking.

Este año, decidió abrir el debate de la muerte digna y este mediodía se sumó a la presentación del proyecto de la UCR. Dejó en claro que ama la vida. ”Me siento muy conmovido de que sea en este lugar desde el cual surja un proyecto para que amar a la vida sea consagrada en profundidad”, manifestó

Asimismo, el abogado y militante radical expresó: “No poder ejercer un derecho personalísimo como la libertad produce un gran sufrimiento a quien padece la enfermedad y, de esta manera, se atenta contra la dignidad humana”.

Finalmente agradeció a Cornejo y aclaró: “No me siento dueño de la idea, sino de la enfermedad y no es algo para agradecer”. A modo de conclusión declaró que espera que su decisión sea “lo más tarde posible” y que, mientras tanto, seguirá el largo camino que recorrerá el proyecto de ley.

Regulación de la eutanasia

A su turno, Jimena Latorre agregó que la ley establece una reglamentación, con requisitos básicos a verificarse a través de la comisión de asistencia y análisis médicos donde el paciente plantea su voluntad.

“No hay un listado de enfermedades, sino que debe implicar un sufrimiento que sea incompatible con la dignidad humana, la apreciación de eso lo hace un cuerpo interdisciplinario, integrado por juristas, psicólogos y médicos. Una vez que la persona queda sin la posibilidad de comunicarse, la familia podrá tomar la decisión”, apuntó la legisladora nacional por Mendoza.

En cuanto a las edades comprendidas, se dijo que están contemplados los pacientes a partir de 16 años que tengan voluntad propia. Si se trata de menores de edad, se tendrá en cuenta el consentimiento de los padres.

Por su parte, el diputado Cornejo destacó que los pacientes deben recibir un trato digno, privacidad, confidencialidad, acceso a la información y autonomía de voluntad. “Estos puntos deben ser garantizados por el personal de salud que esté a cargo de cada caso”, advirtió.

Además el legislador detalló que esta legislación ya la tienen muchos países como Bélgica y España y algunos estados de los Estados Unidos. “En todos los lugares donde se ha aplicado se ha actuado con estricto profesionalismo”, precisó

Explicó que si se da una ocasión en que la Comisión Multidisciplinaria no llegue a un acuerdo deberá intervenir el presidente. “Si el informe fuera negativo, el paciente solicitante podrá solicitar la revisión de aquel por la Comisión en pleno, la que deberá expedirse en el plazo de cinco días corridos a contar desde que la solicitud le fuere elevada por el interesado”, detalló Cornejo.

En lo que se refiere a las prestaciones y cobertura se especificó que “tanto la salud pública como la privada deberán incorporar la cobertura integral de la práctica que se realice para un buen morir, prevista en la presente ley en todas las formas que la Organización Mundial de la Salud recomienda”.

Las prestaciones se incluirán en el Programa Nacional de Garantía de Calidad de la Atención Médica y en el PMO con cobertura total, junto con las prestaciones de diagnóstico, medicamentos y terapias de apoyo.