El ex gobernador de Mendoza y senador nacional, Julio Cobos, le pidió mediante una publicación de Twitter al diputado de Juntos por el Cambio, Mario Negri, que apoye el proyecto de Ley de etiquetado frontal. La misma se tratará este martes en la Cámara baja y es impulsada por el Frente de Todos.

//Mira también Coronavirus en Mendoza: 16 casos positivos y 2 muertes para este lunes

Desde su cuenta oficial Cobos expresó: “Negri, pidan sesión especial con los temas de interés de Juntos por el Cambio, pero también faciliten el tratamiento de la ley de etiquetado y las leyes que mejoran las condiciones laborales y jubilatorias de trabajadores de viñas. Esto es lo prioritario”.

Desde el oficialismo quieren lograr el quórum en la sesión especial con el objetivo de que se informe mediante las etiquetas de los productos los excesos de grasas, sodio y azúcar en los alimentos.

Etiquetado Frontal. A un paso de convertirse en ley en Argentina.

Desde su parte Juntos por el Cambio anticipó que no formará parte de la mayoría para que se apruebe el proyecto para reunir el número reglamentario. El Frente afirmó que sí participará del debate en el caso de que el Frente de Todos consiga juntar los 129 legisladores requeridos para abrir la discusión.

//Mira también Ley de etiquetado: cuáles son las claves del proyecto que se trata este martes

Debido a el miedo de contagio por una sesión presencial varias bancas estarán vacías, tales como la de Córdoba Federal y Consenso Federal. Por otro lado, hay diputados del Frente de Todos de provincias del norte -donde el lobby de la industria alimenticia es muy marcado- que podrían aprovechar la falta de quórum para llegar tarde y así alejar la sanción de la ley.

¿Qué regulaciones comprende la ley?

  • Brindar información en los envases de productos comestibles y bebidas, procesados y ultraprocesados respecto a sí poseen exceso de azúcares, grasas saturadas, grasas totales y sodio.
  • Regula la protección de los entornos escolares.
  • Controla la publicidad, promoción y patrocinio de productos comestibles no saludables dirigidos a niños, niñas y adolescentes.

El fin de la ley es ayudar a la prevención del sobrepeso, la obesidad y las enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación. Además, buscan asegurar la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes, y a la mejora de los sistemas alimentarios.