Desde la Dirección de Protección Ambiental, perteneciente a la Secretaría de Ambiente, gestionaron el coprocesamiento y reciclado de neumáticos en toda la provincia. Desde 2021, Mendoza recicló 1.947,71 toneladas.

La gestión ambiental sostenida, que ya lleva varios años de implementación, se realiza con el objetivo de garantizar beneficios ambientales y para la salud pública, enmarcados en la Ley 9146 y su Decreto Reglamentario 1374/2019.

El tratamiento del residuo va desde la recolección, de reparticiones públicas municipales, provinciales, privados y entes descentralizados, hasta la disposición final por parte de dos operadores: Holcim, que efectúa el coprocesamiento, y Ecocuyum, que realiza la molienda.

Humberto Mingorance, secretario de Ambiente, contó que “Mendoza fue la primera provincia del país en dar tratamiento y disposición final al 100% de neumáticos fuera de uso” debido a “todos los impactos negativos para el ambiente y la salud”.

El funcionario explicó que este residuo se usa erróneamente en el medio rural para quemas, generando contaminación del aire con sustancias nocivas. Además, los neumáticos se convierten en depósitos de agua y proliferan insectos que ocasionan enfermedades peligrosas.

¿Cómo se reciclan los neumáticos desechados?

El coprocesamiento de Holcim transforma el neumático en energía, ya que se emplea como fuente de alimentación de los hornos que producen cemento. Por su parte, Ecocuyum muele el caucho de los neumáticos de Godoy Cruz y de Guaymallén.

Con el material molido, se fabrican baldosas especiales, y otros implementos para marcación de la vía pública o como insumo para alivianar el asfalto.

La directora de Protección Ambiental, Miriam Skalany, explicó: “el coprocesamiento aprovecha el valor energético de los desechos integrándolos al proceso de producción del cemento bajo los más altos estándares ambientales y sin dejar residuos”.

Por otro lado, “el caucho triturado se recicla para la producción de pisos, piezas de mobiliario urbano y demarcación vial, en la primera planta regional de disposición final de neumáticos fuera de uso”, expuso.

Desde la secretaria de Ambiente explicaron que los neumáticos, al estar compuestos por material no biodegradable, permanecen como basura por muchos años y generan serios problemas ambientales y de salud. Por eso “deben ser dispuestos de manera responsable, segura y sostenible”, afirmaron.

Qué establece la Ley 9146 sobre el uso del residuo

La ley 9146 prohibe acumular neumáticos a cielo abierto, depositar y transportar neumáticos junto a otros residuos sólidos o peligrosos.

Además, no permite el almacenamiento del desecho cerca de depósitos artificiales o naturales de agua, como tampoco enterrarlos, abandonarlos en espacios públicos o quemarlos, entre otros.

Por medio de esta ley, Mendoza se convirtió en la primera provincia del país que da tratamiento y disposición final al 100% de este residuo.