La noticia de que la Municipalidad de Guaymallén reemplazaría el Cóndor del Acceso Este generó debate en la sociedad mendocina, principalmente luego de que la familia del creador de la escultura expuso su descontento. Sin embargo, en las últimas horas, el Municipio comunicó que darán marcha atrás y restaurarán el original.

El monumento ubicado en el ingreso a la Ciudad de Mendoza sufrió serios daños en febrero, a causa de una intensa tormenta de granizo que decapitó al Cóndor. A raíz de esta situación, desde la comuna guaymallina informaron en su momento que restaurarían la obra.

El monumento del Cóndor del Acceso Este perdió la cabeza debido a la fuerte tormenta de lluvia y granizo. Foto: Ignacio Blanco

Pero el costo de la restauración hizo que desistieran de esa idea y barabajan la posibilidad de reemplazarlo por otro Cóndor, de otro artista, que iba a ser seleccionado por un proceso de licitación.

Esta situación generó descontento en la familia de Cardona, quienes expresaron en diálogo con Vía Mendoza que se oponían al reemplazo de la obra, y detrás de ellos muchos mendocinos opinaron en esa misma línea, principalmente a través de las redes.

“El Cóndor no se toca”

Finalmente, la comuna guaymallina dio marcha atrás con la que hasta ese momento era una decisión tomada. En un extenso comunicado, informaron que procederán a la restauración de la obra que quedó aún más deteriorada con la tormenta de granizo de febrero, pero ya presentaba problemas de deterioro desde hacía tiempo.

“Desde el Municipio se tomó la decisión de avanzar, por un lado, en la recuperación inmediata del cóndor inferior (abstracto); y por otro lado, en colaboración con el ejecutivo provincial, en la recuperación del cóndor superior (escultura naturalista); ambas tareas con el asesoramiento de especialistas”, detallaron en el comunicado de la comuna.

La recuperación del cóndor superior se realizará en condiciones adecuadas, con el fin de lograr una escultura que perdure en el tiempo y en la intemperie, soportando las inclemencias climáticas”, indicaron.

Al mismo tiempo que detallaron que “se efectuará una convocatoria a especialistas idóneos: artistas plásticos, patrimonialistas, arquitectos, historiadores, entre otros; con el fin de generar en primera instancia un llamado a concurso. En paralelo, se gestionarán fuentes de financiamiento para este proyecto”.

Juan José Cardona, el escultor del Cóndor del Acceso Este. Foto: Gentileza.

Tras la resolución de la Municipalidad, Rosana Beatriz Cardona, nieta de Juan Cardona, se mostró agradecida por el apoyo de muchos mendocinos y advirtieron que seguirán de cerca los avances.

Tomamos la noticia con mucho respeto, considerando el significado histórico y patrimonial que representa”, expresó a Vía Mendoza.

Al mismo tiempo que resaltó: “Recibimos innumerables muestras de apoyo y este ha sido el puntapié inicial para revalorizar el arte y la cultura”

Agradezco a diputados, senadores y consejales de diferentes bloques y al periodismo que nos acompaña en esta revalorización del pasado histórico mendocino que es símbolo de nuestras raíces de inmigrantes”, cerró Rosana Cardona.

El comunicado completo del Municipio de Guaymallén

“El hito urbano ubicado en la intersección de la Ruta Nacional N° 40 con la Ruta Nacional N° 7 fue emplazado el 1 de marzo de 1958. En ese entonces, la escultura patrimonial consistía en el cóndor abstracto, que actualmente se observa como base o escultura inferior. En este punto, es importante mencionar que se le encargó a Juan Cardona la realización de un molde para una escultura de cóndor, para ser construida en bronce y destinada al Monumento de Canota en Villavicencio.

El artista efectuó el mismo con una estructura de madera y yeso. Por motivos que se desconocen, esa escultura no prosperó y, veinte años después aproximadamente, el cuerpo que hoy se conoce de yeso y cemento apareció en los talleres de Vialidad Nacional, aunque sin sus alas.

Juan José Cardona, el escultor del Cóndor del Acceso Este. Foto: Gentileza.

Es por ello que se le colocaron unas alas metálicas, diferentes de la materialidad original, que parecen representar alas de paloma. Ese molde fue el que se colocó encima de la escultura de cóndor original.

El paso del tiempo y las inclemencias climáticas produjeron daños estructurales en la escultura figurativa, incluso en 1979 perdió la cabeza por primera vez. A partir de ello, se realizaron distintas restauraciones: en 1997, en 2005 cuando se pintó de dorado y, posteriormente, cuando recuperó los colores originales que le dieron carácter de escultura naturalista.

Teniendo en cuenta que el 2016 fue un año muy lluvioso, la obra sufrió un deterioro muy notable, realizándose una intervención integral durante la actual gestión. El hito posee Declaratoria de patrimonio municipal, bajo la Ordenanza Nº 8388/17.

Cóndor dorado

Como consecuencia de la tormenta de granizo que azotó a la provincia en el mes de febrero, la escultura superior sufrió daños irreversibles, provocando incluso el desprendimiento de su cabeza nuevamente.

Es por ello que, desde la comuna, se solicitó a especialistas en la materia la realización de un diagnóstico del estado de la escultura y el presupuesto necesario para la reparación y restauración. De dicho análisis surgió que en la restauración posible se realizaría un refuerzo estructural, pero en condiciones de vulnerabilidad a la intemperie similares a las actuales. Es decir, no garantizaría una mayor durabilidad y resistencia frente a nuevas inclemencias climáticas.

El monumento del Cóndor del Acceso Este perdió la cabeza debido a la fuerte tormenta de lluvia y granizo. Foto: Ignacio Blanco

El costo de la intervención presupuestada ascendió a nueve millones de pesos. Por todo lo expresado, desde el Municipio se tomó la decisión de avanzar, por un lado, en la recuperación inmediata del cóndor inferior (abstracto); y por otro lado, en colaboración con el ejecutivo provincial, en la recuperación del cóndor superior (escultura naturalista); ambas tareas con el asesoramiento de especialistas. La recuperación del cóndor superior se realizará en condiciones adecuadas, con el fin de lograr una escultura que perdure en el tiempo y en la intemperie, soportando las inclemencias climáticas.

Para ello, se efectuará una convocatoria a especialistas idóneos: artistas plásticos, patrimonialistas, arquitectos, historiadores, entre otros; con el fin de generar en primera instancia un llamado a concurso. En paralelo, se gestionarán fuentes de financiamiento para este proyecto.”