Si has andado por las calles de Ciudad de Mendoza, seguramente has visto uno de los famosos murales de ¡Oye, Árnold!, los Rugrats, Bob Esponja o Dexter por ahí. Están plasmados por paredes de toda la ciudad, a la vista de todos o en algunos recovecos.

Pero esos personajes no llegan por arte de magia, alguien los tiene que pintar ahí. Un artista, conocido como Resin Filtro, es la mano detrás de estos murales. Se trata de Kevin, un joven mendocino amante del arte y el grafiti.

El artista detrás

Kevin es el artista detrás de los murales plasmados por toda la ciudad. Donde pinta las paredes es su barrio y conoce a todo el centro como la palma de su mano. Creció en una casa donde se le nutrió y apoyó lo artístico, así que de grande decidió estudiar en la facultad de arte.

“Me dedico al grafiti mural y al arte urbano desde hace 10 años. Mi primera intervención en la calle fue en el 2011. Desde ahí que no he parado. Trato de por lo menos pintar una vez a la semana”, contó Kevin a Vía Mendoza.

Su primera intervención artística en la calle fue en el 2011 y desde entonces trata de pintar todas las semanas, aunque sea una sola vez. Foto: Resin Filtro

Si bien no terminó su carrera, transitar por esa casa académica por allá en el 2007 lo ayudó a encontrarse con el muralismo, aunque asegura que son dos mundos totalmente distintos.

“Lo que te enseñan ahí es moverte en un círculo más cerrado. Pintar en tu taller y después hacer una muestra en un museo o galería para que la gente lo vaya a ver”, indicó el joven, agregando que es justamente lo que no le gusta, exponer su arte en lugares cerrados.

El común de la gente no se mete a un museo. Y después está el mural, que está en la calle, expuesto para todo el mundo, para personas de todas clases sociales y edades”, expresó Kevin.

El joven disfruta de hacer murales, para que todas las personas puedan disfrutar de su arte y sentirse identificados. Foto: Resin Filtro

Y es ahí donde nace el significado del nombre artístico de Kevin y la idea detrás de sus murales. “No hay un filtro en la calle y de ahí viene Resin Filtro. Que el arte llegue a vos y vos no te tengas que meter a los lugares para ver”, detalló el mendocino.

Resin Filtro

Con esa idea en mente, el joven sale a buscar paredes limpias en la ciudad para rellenar. Trabaja en servicio de mensajería, entonces siempre está en la calle, arriba de su moto.

Ya tengo el ojo afilado para encontrar alguna pared o algún lugarcito para meter algún mural”, afirmó Kevin. Pero resalta que hay veces donde elige un espacio poco visto al ojo público, como un zanjón y lo hace para pintar y sacarle fotos.

Sus murales representan personajes de su infancia, de esos dibujitos que se miraban los sábados en la mañana. Foto: Resin Filtro

Sus grafitis son muy conocidos, mayormente porque representan personajes de dibujos animados de finales de los 90´ y principios de los 2000. Cualquiera que los ve en la calle los puede identificar, porque fueron los dibujitos que se veían los sábados en el desayuno.

Con esos murales, lo que Kevin quiere hacer es despertar la nostalgia de la niñez y recordar esos buenos momentos de la infancia.

“Son los personajes con los que me crié. Los quiero representar, como que han venido de viaje acá a la ciudad”, expresó el mendocino, agregando que por eso los dibuja de tamaño real.

Hace tres años comenzó a plasmar su grafitis en remeras también, pintadas de la misma manera que pinta en la pared. Foto: Resin Filtro

Además, son personajes conocidos por todo el mundo. Quizás el mendocino ya está acostumbrado a verlos pero el turista llega y se enamora con los grafitis. “Gente me dice que se ha vuelto como un juego, estar en la ciudad y encontrar tus grafitis”, contó Kevin.

De esa manera fue creciendo sus redes sociales hasta tener más de 40 mil seguidores en Instagram a fecha de hoy. La gente se encuentra con un personaje hecho por Kevin, le saca una foto por el sentimiento que les provocó, lo suben a sus redes sociales y lo etiquetan, sumándose a la red de Resin Filtro.

Y después de todo, ese es el objetivo final de Kevin con su arte. Que todo el mundo pueda encontrarse con sus murales y disfrutarlos sin importar quienes sean. Que sea un arte sin filtros, expuesto en la calle.