Un accidente que pudo haber terminado en una fatal tragedia ocurrió en la ciudad de Neuquén. Una mujer viajaba con sus tres hijos por la Ruta 13 cuando su auto despistó y volcó. La familia fue auxiliada por los conductores que pasaban por el lugar en ese momento y a pesar del terrible accidente no hubo ningún fallecido.

El siniestro ocurrió el jueves al mediodía. La mujer viajaba a bordo de un automóvil modelo Peugeot 408 de color negro que despistó y tras varios tumbos, volcó al costado de la Ruta Provincial N°13, en el sector denominado “Atravesado”, a mitad de camino entre las localidades neuquinas de Villa Pehuenia y Zapala.

En diálogo con LM Neuquén, el comisario inspector Natalio Santos Morales, dijo que “en el vehículo viajaban cuatro personas, la conductora de 37 años, junto a un adolescente y dos niños”. Según se informó, los cuatro ocupantes del vehículo pudieron salir por sus propios medios del automóvil que quedó boca abajo, con las ruedas hacia arriba y el techo contra el suelo.

La familia fue auxiliada por conductores que pasaban por el lugar y alertaron a la policía. Foto: LM Neuquén

A pesar del terrible impacto, ninguna de las personas tuvo que ser traslada al hospital. Solo se registraron algunos daños materiales. Por otra parte, el comisario explicó que la ruta se encuentra muy transitada durante esta época del año a causa del turismo. Esta situación permitió que la familia fuera auxiliada rápidamente por conductores.

Debido a que en la zona la señal telefónica es mala, los automovilistas que siguieron viaje alertaron rápidamente a las autoridades. El personal policial llegó al lugar y realizó las primeras pesquisas para establecer las causas del accidente. Sin embargo, en primera instancia se descartó la intervención de un segundo vehículo.