El intendente de Leandro N. Alem, Waldemar Wolemberg, mediante la Resolución 005-2022, declaró al municipio en Emergencia Hídrica debido a la sequía que soporta toda la región.

De esta manera busca implementar acciones conjuntas relativas a la concientización de la población en general en el cuidado del agua potable. Habrá multas que oscilan entre las 20 y las 1000 unidades fijas.

En este contexto, se prohíbe el uso del líquido vital para lavado de veredas, llenado de piletas, limpieza de vehículos automotores en domicilio; lavado de frentes de inmuebles; limpieza de tanques y el uso de agua en red en lavaderos de rodados.

Queda prohibido también el riego de calles y jardines; el uso en construcción de cualquier tipo y todo consumo que no sea esencial para la higiene personal y consumo de alimentos, hasta tanto dure la emergencia.

Desde la Cooperativa de Electricidad y otros servicios públicos de Alem indicaron que “si bien no nos encontramos en una situación extrema, se hace necesario apelar a la solidaridad de todos y racionalizar el uso del agua potable para poder seguir garantizando el servicio”.

Con la declaración de la emergencia hídrica, el municipio está facultado para sancionar a aquellos vecinos que incumplan la norma. De comprobarse situaciones de derroche y uso no apto, se impondrán multas que oscilan entre las 20 y mil unidades fijas (expresadas en litros de combustible).

“Solicitamos a toda la población extremar los cuidados del agua y evitar sanciones”, concluyó el intendente Wolemberg.