Debido a una denuncia por agresión intrafamiliar, efectivos de la policía de Capioví se encontraban tras la búsqueda de un hombre de 45 años, acusado de agredir a su esposa e hijo, sin embargo, cuando logran arrestarlo, lo encuentran totalmente alcoholizado manejando una motocicleta. El hombre, identificado como Julio César B. tenía 3.28 g/l de alcohol en sangre.

Personal de la comisaría de Capioví y de la División Comando Radioeléctrico fueron comisionados por el sistema de emergencias 911, al Barrio Loteo sobre calle Barrios Arrechea, dónde habría inconvenientes familiares.

En el lugar, los policías se entrevistaron con Julio Nicolás B. de 24 años, quien manifestó que su padre Julio César B. (45 años), minutos antes habría agredido a su esposa Evangelina Beatríz S. y a su hijo Cristian César, con una botella de hielo.

Las victimas se hallaban en el hospital local recibiendo asistencia médica, mientras que el agresor se fue de la vivienda en su motocicleta Yamaha Crypton color negra.

Inmediatamente se procede a realizar recorridas y puestos fijos de prevención en el barrio Loteo, dando con el paradero del sospechoso buscado, quien se halla al mando de su motocicleta, contando con todas las documentaciones del rodado, hallándose en aparente estado de ebriedad.

Con la presencia de un inspector municipal, se le realiza prueba de alcohotest al motociclista, arrojando positivo 3.28 g/l. Se procedió a la detención de Barrios, como así a la retención de la motocicleta.