El Instituto Misionero de Agua y Saneamiento –IMAS- procedió al recambio de equipamiento que permitió la reactivación de la perforación que abastece de agua potable a uno de los módulos de la Unidad Penitenciaria II de la ciudad de Oberá.

Tras extraer el equipo que estaba fuera de funcionamiento, los operarios instalaron un motor de 5.5hp con una bomba st 1835 provistos por el IMAS y un tablero de protecciones de tipo electrónico.

La profundidad de la perforación es de 155 metros y el equipo tiene un caudal de 3900 litros hora, detallaron en un comunicado.

Ponen en funcionamiento una perforación en una Unidad Penitenciaria de Oberá. Foto: IMAS