El damnificado señaló que el robo se dio en un encuentro para negociar el cambio del automóvil de su propiedad, por una motocicleta de alta gama y 100.000 pesos. Luego de probar el funcionamiento de la motocicleta, el denunciante regresa y descubre que se habían llevado su auto.

Durante la semana pasada el hombre amplió su denuncia y relató que a través de una red social, ofrecían para la venta el rodado en Apóstoles. Luego los investigadores de la Unidad Regional II establecieron que el vehículo podría encontrarse en Oberá.

Mediante pesquisas efectuadas, localizaron el Peugeot al mando de un hombre de 68 años, quien manifestó que lo adquirió de buena fe.

El vehículo fue incautado y puesto a disposición del Juzgado interviniente de Posadas