En la tarde de la jornada del día de ayer, luego de abrir la joyería ubicada en Avenida Libertador al 500 no recibió clientes, sino asaltantes. Cuatro maleantes arribaron al local con cascos de motocicletas puestos, exigiéndole al dueño dinero y todos los elementos de valor que tuviera. El cabecilla de la banda, le habría apuntado todo el tiempo con un arma de fuego.

El suceso se registró cerca de las 16 horas en la ciudad Capital de la Madera. El damnificado dueño de la joyería, de 38 años de edad, radicó la denuncia tras el violento asalto que sufrió. Mencionó además que no se resistió al asalto y que lo dejaron “en cero” en lo que a joyas y relojes refiere.

También mencionó la víctima que ninguno de los cuatro asaltantes se quitó el casco durante el tiempo que duró el atraco y no se percataron que el comercio contaba con cámaras de seguridad, que en las próximas horas serán de gran ayuda para intentar establecer la identidad de los maleantes.

Según pudo conocerse, los ladrones habrían guardado el botín en mochilas para luego desvanecerse en los vehículos en los cuales arribaron. También hizo constar el comerciante en su denuncia que al menos tres de los cuatro ladrones tenían acento brasileño, haciendo notar claramente su portuñol.

Personal de la División Investigaciones de la Unidad Regional VIII ya han desplegado varios operativos para atrapar a los asaltantes. Continúan las labores para dar con los mismos, y según datos recabados apuntarían hacia diferentes barrios de la ciudad y colonias aledañas.