En la mañana de ayer, personal de la División Verificación del Automotor de San Vicente llevó adelante el secuestro de un auto Renault, que presentaba modificaciones en la base de datos con respecto al número del motor y el chasis.

Tomaron conocimiento del hecho, cuando cuando el dueño exigió la verificación física de su vehículo en las instalaciones de la mencionada división. Sin embargo, el personal constató que los dígitos estaban manipulados al momento de realizar las tareas específicas.

Consecuentemente, el rodado quedó secuestrado en sede policial e interviene en el caso el Juzgado de Instrucción N°3 de San Vicente.