Entre Ríos vive una temporada de invierno muy positiva que ayuda a dar respiro a la situación crítica que atravesó el sector turístico en 2020. “Que podamos volver al trabajo en materia de turismo es un aliciente. Lo hacemos con responsabilidad, aplicando aforos y severos protocolos de probada eficacia. Los trabajadores del sector fueron altamente entrenados para recibir visitantes bajo las normas del distanciamiento social”, expresó el ministro de Producción y Turismo, Juan José Bahillo.

Entre el 23 y el 26 de julio, la provincia recibió 105.000 turistas lo que representa el mayor ingreso de visitantes desde que arrancaron las vacaciones de invierno en todo el país. En tanto que el gasto turístico se estimó en 521 millones de pesos, y la estadía promedio fue de 2,6 noches en destinos entrerrianos.

“Transitamos momentos delicados en materia sanitaria, la lucha contra la pandemia se da en todos los ámbitos y el aislamiento social impuso severas restricciones. A partir del diálogo de los representantes del Estado y el sector privado diseñamos un modelo de trabajo seguro, confiable y que ya probó su eficiencia. Seguiremos avanzando, con responsabilidad y en la medida que la dinámica de la lucha sanitaria lo permita”, definió el ministro.

Alojamiento

El promedio de alojamiento se estimó este fin de semana en 72 por ciento. Algunos destinos con mayor capacidad de camas como Colón o Federación obtuvieron guarismos superiores. Gualeguaychú recibió durante viernes y sábado porcentajes mayores en apart hoteles, residenciales, hoteles con spa y all inclusive.

Otros municipios estuvieron cerca de llenar sus plazas como en el caso de Villa Elisa. En general, los tres corredores trabajaron en forma similar, en algunos destinos fue superior el porcentaje en cabañas y bungalows, especialmente en localidades ribereñas o con entornos rurales turísticos, y en los centros urbanos más importantes predominó el alojamiento en hoteles.

Procedencia de los turistas

Según los datos relevados por algunos municipios, la procedencia fue en un 60 por ciento de CABA y provincia de Buenos Aires; un 16 por ciento de Santa Fe; un 12 por ciento entrerrianos; y un 5 por ciento provincia de Córdoba.

En cuanto a la procedencia por destino, en Colón los visitantes provinieron en un 42,1 por ciento del área metropolitana de Buenos Aires (un 37,3 % del resto de la provincia de Buenos Aires y un 7 % de Córdoba. En el caso de Gualeguaychú, el 63,2 % llegó desde el AMBA, el 35,1 % de la provincia Buenos Aires; y de Santa Fe 8,8 %. En Paraná, el 43,2 % llegó desde provincia de Buenos Aires, el 29,5 % desde Santa Fe y el 8,9 % desde Córdoba. En Diamante, las llegadas fueron en un 52,6 % de Santa Fe, un 37,5 % de provincia de Buenos Aires y CABA, y un 3,2 % de Córdoba.